17 de septiembre de 2013 / 11:02 p.m.

La gran fortaleza de Atlas para librar la lucha del descenso ante Estudiantes Tecos y posteriormente Querétaro fue la defensiva. Desde la etapa de Juan Carlos Chávez y luego con Tomás Boy, la línea defensiva de los Zorros se convirtió en un par de torneos como la mejor de México. Hoy eso es historia.

Tras diez fechas del Apertura 2013, los rojinegros se colocan como la peor zaga del campeonato al recibir 18 goles, con un promedio de 1.8 gol recibido por encuentro. Lo que llama poderosamente la atención y la preocupación de los atlistas, es que a estas alturas de la campaña el semestre anterior, sólo habían aceptado seis goles; una tercera parte de lo que hoy se han comido.

Lo preocupante, es que la columna vertebral del aparato defensivo es el mismo con el arquero Miguel Pinto y los zagueros centrales Facundo Erpen y Leandro Cufré. Como dato curioso, a lo largo de este torneo Omar Asad no ha podido repetir su defensa partido a partido, esto debido a lesiones y suspensiones.

Desde su arribo a Guadalajara, Omar Asad ha pregonado ser un técnico ofensivo, pero tras los 18 goles en contra, acepta que es prioridad hoy en día recuperar esa solidez defensiva para competir.

"Hay niveles bajos con relación al torneo pasado, sobre todo en ese sentido, el defensivo. Aquí no hay que señalar a los cuatro que marcan, estamos todos, yo me acuerdo que antes de asumir vi todo el torneo pasado y Atlas era un equipo que marcaba del uno al once, metía también, y la idea es reconquistar esa mentalidad y agresividad para la marca".

Rigoberto Juárez