15 de abril de 2013 / 07:28 p.m.

Tras la dolorosa derrota a manos de los Jaguares de Chiapas que puso en jaque al Puebla en el renglón porcentual, el equipo reportó de vuelta al trabajo en su campamento del Deportivo La Noria, sitio en el que la escuadra recibió la visita del presidente del club, Jesús López Chargoy, quien aseguró que la presión por el descenso no es tanto para ellos, como lo es hoy en día para el Querétaro.

"Los preocupados son Querétaro, pónganme la situación al revés, no estaría aquí, estaría en Catemaco rezando, yo creo, o algo por el estilo, el compromiso difícil lo tiene Querétaro, son ocho puntos faltando nueve por disputar, en el último encuentro nos enfrentamos con ellos, Querétaro tiene compromisos bastante difíciles".

Lo anterior al concluir la reunión con la escuadra, donde el empresario afirmó que ahora que se perdió esta oportunidad para fincar la permanencia en el máximo circuito de cara al próximo certamen, no hay más que ver al frente y pensar que todo sigue en sus manos, de ahí que se tenga el reto y el compromiso de lograrlo en su visita al Atlante.

"Nosotros lo que realmente veíamos antes del partido de Jaguares es que queríamos sumar diez puntos, por qué no si pensábamos en diez antes de Jaguares, por qué no pensar en siete ahora, hay que olvidarnos de ese puntito y hay que tratar de obtener siete de los últimos nueve".

López Chargoy se mostró tranquilo y afirmó que al no verse ampliamente superados, y que los errores puntuales son más bien los que a ellos han cobrado factura, no hay más que trabajar para apuntalar dichos aspectos, razón por la que no existe una gran preocupación, sino una conciencia de lo que se debe hacer.

Edgar González