23 de mayo de 2013 / 02:52 a.m.

La selección de Chile trabajó en doble jornada, con un grupo de diez jugadores, en la preparación de los partidos contra Paraguay y Bolivia, en las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014.El centrocampista David Pizarro, que regresó a la Roja después de ocho años, tras un exilio voluntario, acaparó la mayor atención de la prensa, pero se mantuvo en silencio durante la jornada.El jugador de la Fiorentina se dirigió al complejo deportivo Juan Pinto Durán, cuartel general de la Roja, apenas se bajó del vuelo que lo trasladó desde Italia a Santiago, para ponerse a las órdenes del seleccionador argentino Jorge Sampaoli.Además de Pizarro, se entrenaron hoy el portero Miguel Pinto, los defensas Mauricio Isla y Gonzalo Jara, los centrocampistas Carlos Carmona y Matías Fernández y los delanteros Jean Beausejour, Junior Fernandes, Esteban Paredes y Sebastián Pinto.Se trata de jugadores de equipos europeos y mexicanos que ya finalizaron su participación en sus respectivas ligas, integrantes del grupo de 20 futbolistas que actúan en el extranjero convocados el pasado lunes por Sampaoli.El próximo domingo, cuando finalizará la última jornada del torneo local, serán convocados algunos jugadores del medio local para completar la plantilla.En la primera sesión, los jugadores tuvieron preparación física en terreno y con máquinas y ejercicios con balón, mientras por la tarde Sampaoli programó una práctica de fútbol, con énfasis en jugadas tácticas.Uno de los pocos que habló con los periodistas fue el centrocampista Matías Fernández (Fiorentina), quien afirmó que el objetivo es lograr buenos resultados contra Paraguay (7 de junio en Asunción) y Bolivia (11 de junio en Santiago)."Hay que ganar, hay que prepararnos bien para los partidos que vienen y esperamos lograr buenos resultados", manifestó.

Agencias