ALBERTO VÁZQUEZ
18 de junio de 2013 / 02:16 a.m.

Monterrey.- • Personal de la Cruz Roja internacional impartió un curso en el Hospital Cristus Muguerza de la zona sur de Monterrey, que va dirigido a médicos, urgenciólogos, personal paramédico y los que tienen contacto con personas que son heridas por arma de fuego o bien algún explosivo como las granadas.

Dicho seminario tiene la finalidad de dar a conocer experiencias de los propios expositores, además de una enseñanza sobre el tema, que ocurre en la entidad desde hace ya cuatro años, los heridos con arma de fuego.

Julio Guibert Vidal, médico cirujano del Comité Internacional de la Cruz Roja, fue uno de los exponentes en dicho seminario, que tiene una duración de dos días y donde asisten paramédicos de los municipios del sur del estado como Montemorelos y Linares.

Durante la reunión, los especialistas del comité impartirán las experiencias vividas con pacientes heridos por arma de fuego y explosivos, ya que cuentan con la experiencia de trabajo en Colombia y Medio Oriente.

La prioridad de los exponentes está enfocada a las consecuencias del uso indiscriminado de armas de fuego, sobre todo las de alto poder y los explosivos, que cada vez son de uso más frecuente por las situaciones de violencia que de un tiempo a la fecha se han presentado en la entidad.

Además tratarán de demostrar que se pueden salvar vidas con pocos recursos y con pronóstico bueno, ya que debe trabajarse con calidad humana con los pacientes afectados por este tipo de situaciones, puesto que las actuales generaciones del personal médico en ocasiones tienden a ser dependientes de las nuevas tecnologías.