8 de febrero de 2013 / 01:53 a.m.

Preocupados por la salud social del Estado, la Fundación Muró realizará un seminario sobre los efectos de la música en problemas como la depresión y el estrés, entre otras.

 Monterrey • La música tiene el efecto de cambiar el estado de ánimo de las personas en segundos, pero también puede convertirse en una terapia que combate problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión.

La Fundación Muró, preocupada por la salud social, llevará a cabo el seminario "La música como vínculo de calidad de vida", el cual será impartido por el Dr. Fernando Treviño; en cinco sesiones de una hora, los asistentes aprenderán a no solo oír la música sino preparar el cuerpo para que las melodías logren efectos positivos.

Todo lo aprendido podrán aplicarlo cada día para lograr tener una vida más sana y no verse tan afectados por la violencia y otras situaciones que se viven diariamente.

El Dr. José Castillo, reconocido psicólogo, señaló que, según estadísticas, el 23 por ciento de la población mundial presenta algún problema de depresión o estrés, entre otros, al menos una vez en la vida.

Pero aplicar la musicoterapia ayuda en diferentes problemas, lo cual está comprobado, ya que se han realizado estudios que han demostrado que la música ayuda al cerebro.

“Todos sabemos que la música clásica activa más la concentración en la percepción de estímulos académicos y que los cantos gregorianos disminuyen mucho el estrés, estos son algunos resultados que están demostrados de manera científica”, explicó

El especialista señaló que es importante, al menos 20 minutos al día, realizar estas actividades relacionadas con la música, con el fin de tener una mejor calidad de vida.

La primera sesión inicia el 11 de febrero, y las personas interesadas en acudir al curso pueden marcar a los teléfonos 14 92 43 48 y 14 92 43 47, o acudir a las instalaciones de la Fundación Muró en Av. Vasconcelos Ote. 316, esquina con Paseo de la Sierra de la colonia Sierra Madre, en San Pedro Garza García.

ZYNTIA VANEGAS