3 de mayo de 2013 / 07:08 p.m.

Las lluvias de los últimos días no han aportado nada a las presas de la entidad, pero han humedecido el suelo lo cual ayudó a detener el descenso en los niveles de agua, explicó Óscar Gutiérrez, delegado de la Comisión Nacional del Agua en Nuevo León.

Señaló que los niveles de lluvia han sido los más bajos en más de medio siglo y existe un déficit importante de ésta lo cual provoca que las tres presas tengan apenas 360 millones de metros cúbicos, que es el 25 por ciento de la capacidad normal que se tiene.

Se espera que las lluvias lleguen antes de que se tengan niveles más preocupantes, según señaló.

Óscar Gutiérrez mencionó que por lo pronto no se han dado escurrimientos, pero se amortiguó el efecto de pérdida y si continúa lloviendo se podrá captar agua en las presas.

El delegado de la Comisión Nacional del Agua en Nuevo León se reunió con los diputados de la Comisión Especial para la Atención de la Sequía, para explicarles cómo está la situación del almacenamiento de agua en la entidad.

Francisco Zúñiga