10 de enero de 2013 / 11:13 p.m.

Guerrero.- La fiscalía Especializada en Investigación y Combate al Secuestro de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero, presentó este día a nueve personas a las que se les imputan los delitos de homicidio, privación ilegal de la libertad y delincuencia organizada.

Al momento de la captura de los nueve inculpados por diversos delitos del fuero común en una casa de seguridad, también se logró asegurar una pistola, credenciales de sus víctimas, un machete y un hacha, objetos con los cuales descuartizaron a 12 de sus 14 víctimas.

El fiscal Ernesto Jacobo García dijo que la banda de secuestradores y homicidas eran ex integrantes del grupo criminal "La Barredora", era encabezada por Luis Gerardo Gálvez Orihuela, de profesión abogado.

"Durante un operativo policiaco se logró la captura de una banda de secuestradores y homicidas que hoy sabemos se autodenominaban "Los Kahoris". Todos ellos ex integrantes del grupo delictivo La Barredora o El Comando del Diablo que operaban en diferentes sitios de Acapulco", confirmó el fiscal de la región Acapulco, Ernesto Jacobo García.

Explicó que de los nueve imputados de diversos delitos, ocho eran del sexo masculino y una mujer.

Los nueve integrantes habrían cometido según investigaciones de la fiscalía guerrerense 14 secuestros, de los cuales a 12 de sus víctimas los privaron de la vida.

Además en todos los secuestros que habrían cometido durante más de un año en que operó el grupo delictivo ¨Los Karaoris¨, obtuvieron ganancias por más de dos millones de pesos, según el parte ministerial.

En las instalaciones de la fiscalía guerrerense, fueron exhibidos una pistola, celulares, cinta industrial, credenciales y artefactos con los cuales eran usados para cometer los delitos que se les imputan.

Afuera de las instalaciones de la PGJ estaban cinco unidades motrices de diversas marcas y modelos que eran utilizados para transportar a los secuestrados y posteriormente arrojarlos en diversos lugares del puerto, en la mayoría de sus veces descuartizados y con cartulinas.

JAVIER TRUJILLO