8 de mayo de 2013 / 12:31 a.m.

 Oaxaca • Miembros de la Sociedad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para denunciar el abuso de autoridad del gobierno municipal de la capital oaxaqueño, que emitió una orden de clausura contra una clínica que manufactura piezas dentales para familias de bajos ingresos.

De acuerdo con el propietario del establecimiento, Rafael Medina Baños, la Comisión de Turismo y Desarrollo Económico del ayuntamiento de la capital, que preside el concejal Ricardo Coronado Sangines, emitió un dictamen de clausura alegando presunta contaminación ambiental.

Sin embargo, ya se entregó un estudio realizado por el Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable donde se revela que el establecimiento cumplía con los límites máximos permisibles, por debajo de los 65 decibeles.

Medina Baños argumentó que detrás del oficio de clausura, hay posturas políticas, porque hay familiares de algunos regidores que presionaron el cierre del negocio, que da empleo a 40 familias.

“A mí me extraña mucho que se clausure la clínica, cuando se cumplió con todos los requisitos que marca el reglamento y la norma establecida.

Aquí lo que hay son intereses políticos y personales de algunos familiares cercanos a gente que trabaja en el ayuntamiento que argumenta que se violenta con la ley”.

Mencionó que la clínica dental que se clausura, tiene más de 10 años y nunca antes había existido un orden para cerrarla, hasta ahora que llego este gobierno y si está buscando quedarle bien a la gente el próximo proceso electoral local.

Argumenta que las personas que hoy piden que cierre su establecimiento, son las mismas que hace 15 años le rentaron la casa y se la vendieron para que tal negocio funcionara.

Los trabajadores de la clínica, junto con médicos y ex egresados de la carrera de odontología se manifestaron este martes en la sesión de cabildo para pedir una audiencia con el alcalde de la capital a fin de aclarar la situación legal de la clínica.

En tanto, el presidente municipal de la Ciudad de Oaxaca, Luis Ugartechea Begue, afirmó desconocer los motivos bajo los cuales se orden el cierre de operaciones del negocio y anunció que pediría una revisión del proceso para analizar si se cumplió o se violento alguna ordenanza con la determinación.

 — MARCELA.MOYEDA