13 de mayo de 2013 / 12:41 a.m.

Ciudad de México • Afectados por la explosión de una pipa de gas en la autopista México-Pachuca, a la altura de la comunidad de San Pedro Xalostoc, del municipio de Ecatepec, Estado de México, comenzaron a presentar sus denuncias penales por los delitos de homicidio, lesiones y daños en los bienes en contra de quién resulte responsable.

La explosión ha causado hasta el momento la muerte de 24 personas, decenas de heridos, de los cuales 33 fueron internados debido a la gravedad de las lesiones que sufrieron; 36 casas afectadas y 29 vehículos dañados.

Julia Garrido Castillo, quien perdió a un hermano y un sobrino, además de que su mamá y dos sobrinas resultaron con quemaduras, informó que acudió al Ministerio Público de San Agustín para iniciar una denuncia por las lesiones que sufrió su madre, María Delia Castillo Romero.

La querella quedó asentada en la carpeta de investigación número 34476055145813, contra quién resulte responsable.

Explicó que cada familia afectada por la explosión ocurrida la madrugada del martes pasado en el kilómetro 14 de la autopista México-Pachuca, acude personalmente a interponer su respectiva denuncia ante la autoridad ministerial.

Incluso, refirió que sus sobrinas mayores -hijas de su hermano Israel Garrido Castillo- acudirán a iniciar su respectiva denuncia por la muerte de su papá y de su hermanito Martín Adrián, así como por las lesiones de sus hermanas Wendy Paola, de 15 años, quien dio a luz después del percance y Andrea Montserrat, de 1 año 8 meses. Estas dos últimas fueron trasladadas a Galvenston, Texas, para ser atendidas debido a la gravedad de las lesiones que presentaban.

Alrededor del mediodía de este domingo, un grupo de abogados de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México acudió a la zona de la afectación para brindar asesoraría legal a los damnificados.

La señora María Delia, quien presenta quemaduras en el brazo izquierdo y parte de la cara, acudió este domingo a que le hicieran una curación en la unidad móvil que instaló la Secretaría de Salud del Estado de México en la Cerrada de Cuauhtémoc.

La ayuda oficial para ella ha llegado incompleta, dijo su hija Julia, pues sólo le han dado la tarjeta electrónica por 25 mil pesos, pero los otros apoyos no los ha recibido aún.

Del otro lado de la autopista, en la avenida Las Torres, donde cayó el contenedor que explotó, la ayuda tampoco ha llegado, aseguró el pastor de la iglesia metodista de San Pedro Xalostoc, Ismael Rodríguez Sierra, quien ha organizado a sus seguidores para entregar despensas y ropa que se recolectó en su centro de acopio a los vecinos de esa franja aledaña a la carretera.

En la parroquia de San Pedro Xalostoc se recordó a las víctimas de la tragedia durante la homilía dominical.

Este lunes se reanudarán las clases en el jardín de niños Rosaura Zapata, que también resultó dañado por la onda expansiva y que en los últimos días se ocupó para realizar las reuniones de los damnificados con las autoridades federales, estatales y municipales.

HERIBERTO SANTOS BAENA