25 de julio de 2013 / 11:14 p.m.

 

Monterrey.- • El caballo es un animal tan noble que puede ayudar a curar la depresión, la bulimia y la anorexia.

Son novedades de los últimos avances en la equinoterapia, que se ha dividido en varias vertientes, pero que ya demostró que da buenos resultados en problemas considerados más emocionales que físicos, asegura Edith Gross Naschert, especialista en el ramo, y quien se considera la principal promotora de la disciplina que creció a partir de su libro sobre el tema.

En su conferencia dictada en el Teatro Universitario del Campus Mederos, la equinoterapeuta mencionó que esta disciplina es un auxiliar que ha demostrado ser efectivo en el tratamiento para problemas neuromotores.

La cadencia del galope ligero, el mismo calor del caballo, obra efectos benéficos en los pacientes, que de esa manera tienen una recuperación más rápida.

"En la equinoterapia se utiliza el movimiento del caballo como tratamiento, y hay la diferencia con dipoterapia montaterapéutica y equitación como deporte para personas con discapacidad".

Gross Naschert estuvo en Monterrey para participar en el Congreso Internacional de Terapias con Animales.

Hay que distinguir lo que es la vertiente de la equinoterapia como tratamiento, que utiliza el movimiento del caballo para ayudar a personas con alguna discapacidad.

Lo más reciente, es la terapia asistida por el caballo, que tiene un enfoque psicoterapéutico.

"El paciente no monta, se trabaja con el caballo suelto, y se trabaja en pulso, pero no se sube el paciente. Entonces son dos vertientes, la equinoterapia y otra es terapia asistida por caballos".

En el congreso, los especialistas compartieron sus conocimientos y experiencias en el apoyo que tienen con caballos y perros, principalmente para el tratamiento de personas con problema neuromotores y de autismo, entre otras.

Con los canes, se ha demostrado como un niño autista tiene mayores reacciones al mundo exterior cuando el médico tiene un perro a su lado. Se mejora la atención del pequeño, y se han logrado efectos benéficos, mencionaron durante las pláticas.

El congreso continuará este sábado y domingo, con talleres de equinoterapia y canoterapia, encaminados a lograr una mayor capacitación para quienes imparten estos tratamientos.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL