23 de octubre de 2013 / 11:41 p.m.

Monterrey.- Al arrancar ayer en esta ciudad el Tercer Congreso Iberoamericano sobre Síndrome Down, Nuevo León se comprometió a adoptar modelos de éxito implementados en países como España en la atención a las personas con esta discapacidad.

De forma paralela, el estado y la Federación Iberoamericana de Síndrome Down anunciaron la presentación conjunta de una iniciativa de ley para ampliar los derechos de la población con este padecimiento, además de políticas públicas que garanticen una vida en igualdad.

“Lo que pretende es fortalecer a las instituciones hacia la atención de las personas con discapacidad. No me refiero únicamente a recursos tanto públicos como privados, sino también a las responsabilidades y obligaciones de cada una de ellas hacia la atención de las personas con discapacidad”, indicó Rodrigo Medina, gobernador del estado.

Instituciones como la UdeM expusieron sus programas de inclusión para personas con esta condición, en tanto que especialistas presentaran sus conclusiones dentro del congreso, que concluye el próximo viernes.

“El otro tema de legislación es de gran trascendencia pues es el marco que envuelve para lograr una mayor cohesión y crecimiento de las asociaciones de padres y de darles más derechos específicos a las personas con discapacidad en general.

“Los planes y acciones que vamos a tener van a incluir otra serie de actividades que empezaremos por realizar en este estado de Nuevo León, para que quien lo desee, y no quiero decir copiar, sino que lo desee replicar conforme a las condiciones de los estados o de los otros países, se vayan replicando”, expresó Jesús Coronado, director de la Federación Iberoamericana de Síndrome Down.

Coronado fue reconocido dentro de la jornada inaugural por su labor a favor de las personas con síndrome Down.

Luis García