14 de agosto de 2013 / 05:08 p.m.

Con el reto de ir partido a partido, Rubén Omar Romano fue presentado como el nuevo técnico del Puebla de La Franja, que tras ser recibido por la directiva que encabeza el presidente, Jesús López Chargoy, se dijo contento de volver a la institución que en determinado momento defendió como jugador y a la que hace años estuvo a punto de dirigir, por lo que esta deberá ser la "buena" para él y su equipo de trabajo.

"Estoy muy contento con mi cuerpo técnico de volver a esta ciudad, donde ya hace algunos años fui jugador de este equipo, tuvimos una gran temporada, como lo dijo el presidente estuvimos a puntos dos o tres años de estar dirigiendo a este equipo, se dieron las condiciones, hoy sí se dan, por supuesto con total respeto hacia el técnico que acaba de salir, Manolo Lapuente, al cual siento que es uno de los mejores técnicos del futbol mexicano, a veces el futbol es así, me ha pasado en otros equipos, las cosas no salen, no se dan, no embonan y de repente tiene que haber cambios".

Romano quien ha dirigido a equipos como el Atlético Celaya, los Rojinegros del Atlas, el Santos Laguna, el Cruz Azul y los Monarcas Morelia, dejó en claro que su primer objetivo será darle de nueva cuenta una identidad al cuadro para poder competir en la Liga, donde la misión será lograr a la brevedad buenos resultados.

"Los objetivos es armar un equipo que juegue bien al futbol, que le llegue a la afición y que en base a eso, partido a partido vamos a fijarnos lo que sigue, no puedo pensar más allá más de Chivas, no voy a poder pensar después de Chivas más allá de Cruz Azul, a medida que vayan pasando los partidos nos vamos a dar cuenta de los alcances que tenemos para poder aspirar a algo más, pero por lo pronto, partido a partido".

Precisó que si bien La Franja es un equipo con problemas de descenso, no es algo nuevo en su carrera, pues en el pasado ya ha enfrentado condiciones similares, por lo que la propuesta le convenció y sabe que su ideal de practicar un juego vertical y ofensivo podrá servir a la intención que se tiene se lograr la permanencia.

"No veo la parte de abajo, siempre miro para arriba, creo que hay un plantel, que lo hablamos con la directiva, sí corto, pero con buenos jugadores, que seguramente después de este semestre vamos a tratar de apuntalarlo mucho más, con lo que están, apuntalar, no es que se vayan jugadores, sino traer jugadores para después sí mirar mucho más arriba".

Asimismo, destacó que debido al poco plantel con que cuenta, es un hecho que la Copa MX servirá exclusivamente para probar jóvenes de la cantera como se hizo en la primera llave con Lapuente, razón por la que cuidará al máximo a los elementos que están en el primer cuadro para así lograr su cometido.

Edgar González