12 de diciembre de 2013 / 12:32 a.m.

El presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, ha respaldado por completo el trabajo al frente del equipo del español Rafa Benítez, pese a caer eliminado en la fase de grupos de la Liga de Campeones y pasar a la Liga Europa.

"Conseguir doce puntos en un grupo tan difícil es decir mucho. Si hubiéramos pasado jugando mal sería feliz, pero estoy más contento después de ver que el equipo juega bien", indicó a los periodistas el carismático dirigente.

"Benítez está funcionando bien, podemos continuar un largo camino juntos", señaló ante los periodistas en el estadio San Paolo, donde se reprodujeron los gestos de tristeza tremenda en el bando napolitano. Por ejemplo, al acabar el partido, el argentino Gonzalo Higuaín, autor del primer tanto del equipo italiano, terminó llorando desconsolado por la eliminación.