17 de mayo de 2013 / 02:38 a.m.

Monterrey.- • Mientras se discuten los términos del pliego petitorio entre autoridades educativas y el magisterio, el gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, advirtió que no están obligados a realizar imposibles.

A nivel nacional la Secretaría de Educación Pública y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación llegaron a un acuerdo respecto al incremento salarial que quedó en un 3.9 por ciento, retroactivo al mes de enero.

A nivel estatal se discute el incremento en prestaciones genéricas y el número de nuevas plantas que se ofrecerán, sin embargo el mandatario dijo que están analizando la posibilidad que el Estado tiene para sustentar dicha erogación.

"Estamos sentados en la mesa viendo ese tema, lo que sí puedo decir es que no vamos hacer nada que esté fuera de nuestras posibilidades, no estamos obligados a lo imposible, tendrá que ser sujeto a las posibilidades y en concordancia con lo que esté haciendo el gobierno federal", mencionó.

Medina de la Cruz dijo que las negociaciones con el magisterio van por buen camino tanto a nivel estatal como federal por lo que confía que se llegue a un término justo.

"Está ordenando muy bien este proceso de negociación, no estamos aislados ni solos, lo estamos haciendo junto con el Gobierno Federal y en las posibilidades del estado yo les decía a los maestros no es de querer o no, es también de posibilidad, todos estamos de acuerdo en apostarle cada vez más a la educación e invertirle más, es lo mejor que podemos hacer pero todo eso en medida de las posibilidades del estado", mencionó.

Además del incremento salarial del 3.9 por ciento directo, se acordó entre la SEP y el SNTE un 1.7 por ciento en prestaciones genéricas y 0.35 por ciento en fortalecimiento al salario, además de 500 millones de pesos destinados al fortalecimiento del Programa Nacional de Carrera Magisterial.

En Nuevo León el festejo por el día del maestro se llevó a cabo con protestas en las calles y con un evento a donde asistió el jefe del ejecutivo estatal, donde los líderes sindicales aprovecharon para reclamar asignación de plazas laborales, mejoras en los planteles y que la evaluación contenida en la Reforma Educativa se amplíe a funcionarios del ramo.

En este sentido Medina de la Cruz aseguró que hay un ambiente positivo en la entidad entre autoridades y magisterio lo cual vale la pena mantener.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS