8 de mayo de 2013 / 09:06 p.m.

Ciudad de México • El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, presumió que los cuerpos policiacos de su entidad son 700 por ciento más efectivos y cuentan con el 85 por ciento de aceptación por parte de la población, a partir de la depuración de su policía.

Reconoció que fue difícil reclutar al nuevo personal, pues cuando comenzaron con la convocatoria, el crimen organizado estaba matando a los oficiales en funciones y nadie se quería animar a formar parte de esta nueva etapa de la policía.

“Empezamos con cinco, ahora reclutamos a 80 por semana”, declaró el mandatario estatal durante su participación en Quinto Foro Nacional sobre Seguridad y Justicia que organizó La Red Nacional a favor de los Juicios Orales.

Medina de la Cruz dijo que en lo que va de su gestión fueron han despedido a 4 mil 200 elementos por no pasar los filtros; ahora, cuentan con 3 mil 200 uniformados, quienes ganan 15 mil pesos y tienen servicio médico de calidad y otras prestaciones que aún no tenían.

Indicó que “hay que darles a los policías algo que perder, pues si el Estado no protege a quien nos protege”, entonces llegan otros que aprovechan y eso es lo que estaba pasando en Nuevo León, afirmó.

RUBÉN MOSSO