22 de abril de 2013 / 12:35 p.m.

El Tecnoparque Complejo Agrícola Nuevo León Unido fue una de los grandes proyectos del sector para paliar los efectos de la sequía, sin embargo, según estimaciones de la Auditoría Superior del Estado (ASE), en la obra hay faltantes por más de siete millones siete mil pesos.

Por ello, además de fincamiento de responsabilidades administrativas, el órgano solicita la intervención de la Secretaría de la Función Pública Federal (SFP) para explicar este desvío, pues se invirtieron recursos federales

La ASE encontró diferencias entre lo pagado y lo ejecutado por 112 mil 661 pesos a favor de la empresa Electro Constructora ALFLO de NL, SA de CV.

Adicionalmente se pagaron estimaciones extraordinarias en la obra por un total de ocho millones 899 mil pesos a Construcciones Avifer SA de CV, de las cuales sólo explicaron una mínima parte.

El cuestionamiento sobre los manejos de recursos de la Corporación para el Desarrollo Agropecuario de Nuevo León derivó en la solicitud para que interviniera la SFP, además de siete promociones de fincamiento de responsabilidad administrativa por parte de la ASE.

En la cuenta pública de 2011, el organismo encargado obtenía resultados cuestionables en su operación de apoyos al sector.

Al menos siete millones pesos derivados de la auditoría financiera no han sido encontrados, justificados o comprobados.

Sobre una operación de 122 millones de pesos en recursos estatales y federales, 38 millones fueron al gasto operativo y salarios de personal.

Casi una cuarta parte, 29 millones 707 mil pesos sirvieron para pagar sueldos del personal.

En total, la Auditoría Superior del Estado realizó a esta dependencia, que preside Ramón Villagómez Guerrero, 39 observaciones en materia de manejo financiero y obra pública, de las cuales siete no fueron respondidas en su momento.

— DANIELA MENDOZA LUNA