20 de mayo de 2013 / 01:37 a.m.

Monterrey • La Procuraduría de Justicia ejercitó una orden de aprehensión en contra de dos sujetos, arraigados desde el pasado mes de marzo, por su participación con un grupo de la delincuencia organizada.

Mediante una ficha informativa, la dependencia identificó a Roberto Carlos Hernández Lerma, de 31 años, y Manuel Matamoros Treviño, de 24, como habitantes del municipio de Linares y responsables de delitos como homicidio calificado, agrupación delictuosa y los cometidos contra instituciones oficiales y servidores públicos y delincuencia organizada.

Ambos fueron trasladados al Penal del Topo Chico y quedaron a disposición del Juzgado de Preparación Penal del Sexto Distrito Judicial.

Matamoros Treviño fue detenido por policías municipales y puesto a disposición del Ministerio Público el 18 de marzo, y ante la autoridad confesó que desde un mes y medio antes trabajaba para un grupo delictivo vigilando los movimientos de las fuerzas del orden, mismos que reportaba vía mensajes de texto.

El detenido señaló a Hernández Lerma como la persona que lo reclutó, y tras proporcionar su descripción física y datos se montó un operativo que concluyó con la captura del sujeto en el mismo municipio de Linares.

Durante el interrogatorio, el hombre de 31 años reveló que desde el 2010 laboraba con la organización criminal, primero como espía del paso de unidades policiacas y posteriormente escaló a vendedor de droga, transportador de autos robados a Tamaulipas y, desde finales del año pasado, como líder de una célula dedicada a cometer homicidios.

La autoridad confirmó así la participación de Hernández Lerma en diversos sucesos, entre ellos, el secuestro y asesinato del chofer de una pipa interceptada hace 3 meses en la carretera Iturbide-Matehuala, que se negó a comunicarse con su jefe para solicitarle un rescate.

A finales del mes de agosto del año pasado, privó de la vida a dos sujetos y una mujer en el municipio de Montemorelos por instrucciones de un mando, entre ellos, un presunto ex policía de Linares, por negarse a identificar la ubicación de los plantíos de droga de una banda rival.

El pasado mes de enero, en la brecha conocida como La Gloria del municipio de Linares, asesinó a 3 sujetos desconocidos a puñaladas por órdenes de un superior, que le entregó a las víctimas en la carretera a Iturbide.

REDACCIÓN