30 de octubre de 2013 / 12:27 a.m.

Durante la reunión se destacó que son 29 empresas de la entidad que colaboran, y se han remozado 87 escuelas, con lo que se benefician 24 mil 853 alumnos, mil 125 maestros y directivos, y más de siete mil padres de familia.

 

Monterrey.- Empresas y Estado han invertido 280 millones de pesos, a partes iguales, para mejorar el ambiente físico de las escuelas, como parte de un programa de Escuelas Públicas de Alta Calidad, que cuyo modelo pretenden "exportar" a todo el país, dado los avances que se han logrado en el rendimiento escolar de los alumnos de planteles públicos.

Al encabezar la tercera reunión de la Alianza Educativa Ciudadana por Nuevo León, el Gobernador Rodrigo Medina de la Cruz puntualizó que propondrán esta estrategia para aplicarlo en la reforma educativa nacional.

“El resultado, las pruebas han sido mejores, el acondicionamiento físico de las escuelas se ha dado, hemos seleccionado a las que están más deterioradas, la matrícula en cada una de ellas ha aumentado, es decir ahora cada vez más alumnos quieren estar en esas escuelas”,  dijo el mandatario estatal.

Durante la reunión, puntualizó que son 29 empresas de la entidad que colaboran, y se han remozado 87 escuelas, con lo que se benefician 24 mil 853 alumnos, mil 125 maestros y directivos, y más de siete mil padres de familia.

“Este es un esfuerzo que no debe detenerse en su ritmo, si bien en este momento tenemos cerca de 90 escuelas y tenemos una meta de 200, 300, la idea es llegar a todas, esto nos lo va dar el tiempo y la suma de más presupuesto y actuación por parte de los entes públicos tanto del Estado como de la Federación como las demás empresas, empresarios y voluntarios que se sumen a este esfuerzo”, insistió.

Tomas Milmo Santos, presidente y socio fundador de Alianza Educativa Ciudadana por Nuevo León, expreso que seguirán contribuyendo con sus aportaciones económica, aunque considera que lo verdaderamente importante y trascendente es el trabajo de miles de voluntarios que acuden a las escuelas para ayudar a arreglarlas y darles un mejor ambiente a los niños.

“La aportación económica es, bueno importantísima, pero es lo de menos, realmente la aportación en tiempo de voluntariado es lo que más impacta porque por ejemplo, les puedo platicar cuando empezamos la primer escuela fuimos un servidor con mi esposa e hijos y más de 100 voluntarios de la empresa a apoyar en deshierbar, pintar y limpiar, todas las brigadas que se hacen en un inicio de intervención, junto con los maestros, los niños, los padres de familia y eso es a lo que nos referíamos varios de los que hablamos de que no cambia también a nosotros porque realmente estas ahí viendo la realidad de los niños y niñas y las familias en las colonias más desprotegidas en donde hay más conflicto, donde hay menos aprovechamiento académico y ves la transformación que se da al apoyarlos”, explicó el empresario.

El objetivo que se pretende, es que cada escuela tenga una infraestructura de calidad, se cimente la participación de padres de familia, maestros y alumnos, y en base a esto, el plantel logre ascender en la puntuación de la prueba ENLACE.

El objetivo es que cada escuela de este programa obtenga una puntuación alta en la prueba ENLACE, cuente con infraestructura de calidad y haya una verdadera participación entre padres de familia, maestros y alumnos mediante el mejoramiento de los aspectos físico, pedagógico, de gestión, de participación social y de trabajo comunitario.

Francisco Zúñiga