30 de enero de 2013 / 03:26 p.m.

Higueras.- La empresa Matrimar pretende apoderarse de una amplia zona de la Sierra de Picachos para explotarla en la extracción de piedra, con lo que causaría daño ecológico en la zona.

Así lo denunció la Asociación Ecológica de Sierra de Picachos A.C., en voz de su presidenta, Violeta Montemayor Villarreal, quien además mencionó que es posible que se hayan apropiado de terrenos comunales.

Ejemplificó que a pocos kilómetros de la entrada a Higueras, por la carretera que viene de Marín, hay una salida a un camino recién desmontado. Dicen los lugareños que es el preámbulo de un gran desastre ecológico que se prepara: la instalación de unas pedreras que cambiará para siempre la Sierra de Picachos.

No es sólo el polvo que se va a enseñorear de ese pueblo ahora tan tranquilo y tan limpio, donde las señoras todavía salen muy temprano a barrer la banqueta y la calle frente a sus casas.

Es el daño que tendré el ecosistema, dice Violeta Montemayor Villarreal, presidenta de la Asociación Ecológica Sierra de Picachos A.C.

“"La Sierra de Picachos no sólo da para los higuerenses, limpia y purifica el aire, el agua de todo Nuevo León, por eso queremos que todo Nuevo León, no sólo los de Higueras, nos apoye"”.

La Asociación está lista para proteger la Sierra de Picachos de todo riesgo, pero por ahora, lo que buscan es evitar la destrucción. “"Ya abrieron una brecha enorme, desmontaron, y se ve a leguas, desde la carretera, el desmonte que hicieron. Ya nos están dañando, aún sin tener los permisos adecuados, no queremos que avance más, queremos que todo mundo se entere”".

Montemayor Villareal lamentó que alguna gente los apoye. “"Hay un grupito de gente a los que ya los convencieron con el argumento de que va haber trabajo, fuentes de empleo, y a lo mejor va a haber un poco de trabajo, pero a costo de destruirnos”".

Por ejemplo, la zona donde desmontaron y cercaron, era donde los animales iban a comer, hay agua y plantas que benefician a todos, y ahora lo han impedido.

Reconoció que desconoce la situación de la tenencia de la tierra en esa zona, pero al parecer son comunales, y es algo que la Asociación va a averiguar.

El problema no es nuevo. La empresa Matrimar, que tiene una pedrera en Cerralvo, ha pretendido instalarse desde hace varios años en la zona. En diciembre del 2011, los vecinos de Higueras realizaron una protesta, y lograron frenar los trabajos. Pero ahora, volvieron, y hicieron un camino que va a La Laguna, y aunque no han empezado a explotar el cerro, ya están instalando maquinaria.

“"Municipio no les ha dado permiso, gobierno no les ha dado permiso"”, dijo, al recordar que en noviembre del 2011, cuando hicieron una marcha para oponerse, el municipio aclaró que no había ningún permiso, porque lo que habían solicitado no dejaba claro si estaban en la ley o fuera de ésta.

Los terrenos donde pretenden instalarse estuvieron en litigio, y hasta donde la gente del lugar sabe, siguen siendo comunales. Lo que implicaría una irregularidad si alguna autoridad se los dio en comodato.

Los vecinos de Higueras no están dispuestos a permitir ese daño a la ecología y a su sierra de Picachos. Este sábado, dice Montemayor, harán un acto público, de protesta, en Laguna de Higueras, para proponer una alternativa que evite la instalación de las pedreras.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL