9 de agosto de 2013 / 11:10 p.m.

Santos Laguna se prepara con certidumbre para enfrentar al Toluca, luego de concretarse la compra-venta del equipo. El técnico Pedro Caixinha busca pasar a la historia logrando el primer título del equipo en su nueva época.

En conferencia de prensa, el técnico dijo que "durante de la presentación de la nueva administración, Alejandro (Irarragorri) ha sido claro, antes de hacerlo público nos puso al tanto al tanto a todos en el equipo, nos han informado de este cambio que la verdad para el equipo no es tanto un cambio, sino el comienzo de un nuevo ciclo, todos aquí ya esperábamos que fuera de esa manera".

"A lo largo de los últimos 14 meses yo no me preocupé por nada, porque creo en las personas, en la institución y aquí se preocupa mucho por el aspecto humano y cuando se tiene esa preocupación, con el compromiso de quienes estamos aquí, no sólo se gana cuando salen los once a la cancha, sino también en la organización", agregó.

Afirmó que ve todo esto con mucha responsabilidad, con más ambición y determinación, "en el partido que tendremos en el comienzo de este nuevo ciclo, que es ante Toluca, vamos a querer demostrar todo eso en la cancha, siendo el equipo que quiere proponer como siempre y ganar".

Sabe que tiene la oportunidad de ser el técnico que logre el primer título para Santos en esta nueva era: "Lo que nos hace ganar partidos es el trabajo diario, en eso estamos, eso es la base de todo y estamos con esa filosofía y una vez en la cancha hacer todo lo posible para seguir adelante.

Sobre el ánimo de los jugadores, el estratega dijo: "Los jugadores están bien, creo que desde el inicio de la pretemporada, vimos que contábamos con un grupo muy saludable, muy competitivo, con armonía entre los jugadores más experimentados y los jóvenes, así como los que llegaron; eso nos ha permitido tener un clima positivo del trabajo, lo cual nos facilita para sacar el potencial de cada uno de ellos. En lo futbolístico también nos encontramos en buena forma, eso es fruto de lo que hemos trabajado".

Con respecto al partido del domingo ante Toluca, Caixinha comento que primero hay que cambiar el chip para jugar a las 12 del día, contra una estadística que está en contra. "Es algo que es fisiológico, no se puede borrar, vamos a jugar a casi 2 mil 70 metros de altura y cuando un equipo que no está acostumbrado jugar a esas alturas le cuesta más; pero si los equipos van con ese pensamiento, ya empiezan a perder, porque se requiere de una adaptación de 5 a 7 días para adaptarse, pero eso en el futbol actual es prácticamente imposible", mencionó.

Al referirse a Cardozo, dijo respetar a los técnicos, "no quiero centrarme mucho en ellos, en su personalidad o su carisma, pero sí en lo que son sus ideas de juego y lo que aportan a su equipo. Hay algunas diferencias que son evidentes en Toluca, a pesar de que no cambiaron mucho de jugadores, la idea y estructura de juego es otra".

Sobre la formación que presentará ante Diablos, confirmó que repiten los que jugaron ante Querétaro.

"Equipo que gana normalmente no tiene cambios, los jugadores hacen su trabajo, aunque tenemos mucha competencia interna, para nosotros no hay jerarquías y quienes salen a la cancha tienen toda la confianza".

En el caso de Carlos Darwin y Felipe Baloy, señaló que como profesionales que es normal que estén molestos por no jugar y sería malo que fueran conformistas, pero todos tendrán su oportunidad conforme a trabajo.

Carlos Hernández Castrejón