Horacio Salazar 
1 de enero de 2013 / 07:03 p.m.

El marco general de la economía hace suponer que en este año las condiciones de México ayudarán a que la entidad tenga un buen arranque.

 

Monterrey • El año que hoy empieza deberá ofrecer buenos logros a las empresas y familias de Nuevo León, pues los pronósticos sugieren que la economía del estado crecerá por encima de la economía nacional, que a su vez tiene perspectivas alentadoras.

La transición sexenal, la firma del Pacto Económico que afianzará las instituciones, y la aprobación casi automática del Paquete Económico para 2013 dejan entrever mejores condiciones que la inestabilidad política y social que vivió el país cuando asumió la Presidencia Felipe Calderón.

Y si en aquellas condiciones de turbulencia el Producto Interno Bruto de Nuevo León creció 6.3 por ciento en el primer año del sexenio, casi duplicando el promedio nacional, la situación actual permite suponer un desempeño todavía mejor.

Jorge Domene Zambrano, vocero del Gobierno del Estado, consideró que el año que hoy empieza será muy positivo para el país en contraste con otras latitudes, pues tanto en Europa como en Estados Unidos se avizoran todavía problemas.

“El panorama se ve favorable para México, que conserva reservas importantes, mantiene una inflación al nivel de los países desarrollados y sostiene un proceso de crecimiento alineado con la reforma educativa y la laboral, además de que están en puerta la hacendaria y muy seguramente la energética”, dijo.

Y si México tendrá que ser visto en un tono de confiabilidad, Nuevo León estará aún mejor, consideró. Si en 2012, cuando las condiciones no eran las mejores, se alcanzó un hito de 2 mil 750 millones de dólares de inversión extranjera, en este año podría llegarse a los tres mil millones.

“Esto ayudará a abatir el desempleo y a acelerar oportunidades para los jóvenes, y claro que de alguna manera la asociación de un Presidente del mismo partido que el gobernador deberá favorecer acciones a favor de Nuevo León”, señaló Domene Zambrano.

Coincidió en esto el diputado federal Pedro Pablo Treviño Villarreal, quien se declaró convencido de que “a Nuevo León le va a ir muy bien”, pues el país está entrando en una nueva dinámica de control político que abarcará también las esferas económica y social.

“Veo para este año un Nuevo León fuerte, con muchas oportunidades, con crecimiento, con mayor inversión extranjera: si al país le va a ir bien, al estado le va a ir mejor”, vaticinó el legislador priista.

Completó su pronóstico señalando que el estado estará, está ya, en condiciones más positivas de seguridad, y esto no hará sino mejorar dijo. A los nuevoleoneses les quedará en claro que los gobiernos federal y estatal “no van a cejar en hacer su mejor esfuerzo porque haya más prosperidad”, dijo.

Por su parte, Ángel Quintanilla Ibarra, presidente de Vertebra Nuevo León, también aceptó que en los marcos generales a México y a Nuevo León les irá mejor en este año.

“En 2012, pese a los pronósticos, se dieron grandes inversiones, lo que nos puede decir que nos va a ir más o menos bien en el contexto general que como nos fue en el año anterior”, aseguró.

Para matizar, dijo que impactos recientes como el aumento al Impuesto sobre Nóminas pueden hacer que se desacelere un tanto la inversión local; “hay la probabilidad de que el empresario mezquino lo aproveche como pretexto para no incrementar salarios y para no crear empleos”, y esto en el ámbito general sugiere que a pesar del optimismo general, el poder adquisitivo cuando mucho se quedará igual.

Quintanilla Ibarra consideró que al menos durante el primer semestre habrá todavía impactos positivos en términos de la obra financiada por el sector público, pero en el horizonte están las nubes de las finanzas quebradas tanto en el Gobierno Estatal como en los municipales.

“¿De dónde van a sacar el dinero que hace falta para la obra necesaria y para los servicios que tienen que ofrecer?”, se preguntó. “Pues se lo van a sacar al contribuyente. O sea que el inicio de año va a ser bastante duro, pues el ciudadano tendrá que pagar prediales, derechos, aportaciones, impuestos, todo lo que aprobó el Congreso”.

El directivo de Vertebra dijo que es importante que los gobiernos busquen alternativas en vez de cargarle la mano al contribuyente, y se dijo seguro de que todavía hay muchas formas de reducir gastos sin trasladar al ciudadano el costo de la mala administración.

***

UN BUEN COMIENZO

Variación del PIB en los primeros años del sexenio de Felipe Calderón

ESTADO 2007 2008 2009 2007-2009

Quintana Roo 9,4% 1,2% -8,9% 0,8%

Querétaro 7,7% 3,8% -8,4% 2,5%

Baja California Sur 7,7% 3,2% 1,6% 12,9%

Tamaulipas 6,6% 3,7% -9,2% 0,4%

Nuevo León 6,3% 1,3% -8,9% -1,9%

Yucatán 6,1% 0,0% -2,4% 3,6%

Sinaloa 5,9% 2,2% -5,1% 2,7%

Aguascalientes 5,8% 0,5% -4,1% 2,0%

Guerrero 4,9% -2,5% -4,1% -1,8%

Hidalgo 4,7% 7,1% -8,3% 2,8%

México (nacional) 3,4% 1,2% -6,0% -1,7%