19 de junio de 2013 / 02:43 a.m.

Luego de la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, el Consejo de Software de Nuevo León cree que se podrá aumentar el índice de usuarios a nivel nacional, que actualmente es del 10.8 por ciento.

  

Monterrey.- • Eduardo Ruiz Esparza, presidente del Consejo de Software de Nuevo León, aseguró que la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones estaría dando sus primeros frutos en los próximos meses con la instalación del operador virtual inalámbrico, una red con la que se buscaría abatir el rezago que tiene el país en el tema de la banda ancha.

Aunque en México hay estados como Nuevo León cuyo porcentaje de la población con acceso a la banda ancha es de entre 35 y 40 por ciento, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, a nivel nacional sólo el 10.8 por ciento puede acceder a esta tecnología.

"La manera de acercar la banda ancha al mayor número de los segmentos socioeconómicos más desprotegidos es con este operador virtual inalámbrico, ahorita estamos trabajando en cómo instrumentar su implementación", comentó el también vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti).

Explicó que este operador es un desarrollo de infraestructura en la red de telecomunicaciones, para el cual se requiere una inversión de entre 8 y 10 mil millones de dólares, y permitirá la aplicación de la tecnología LTE (Long Term Evolution), que facilitará conexiones de datos móviles a mayor velocidad.

"Se dejaron 90 Megahertz de la banda de 700 Megahertz, que es el lugar donde más eficientemente se puede desarrollar la tecnología LTE, que es la tecnología de vanguardia de celular.

"Entonces, con esta tecnología se va a dar acceso a la banda ancha vía inalámbrica al mayor número de mexicanos, pero como es un operador mayorista, va a habilitar de un golpe muchos modelos de negocios", indicó.

Y aunque Ruiz Esparza no reveló qué empresa estaría encargada del operador virtual inalámbrico, señaló que este proyecto está bajo la tutela de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

"El operador sería manejado de manera privada, pero la gobernanza sería de la SCT; a todo mundo (las empresas del giro de las telecomunicaciones) les interesa (participar), nos gustaría que hubiera una mezcla de consideraciones que se pudieran tomar, quizá no solo los 90 Megahertz, para licitarlos a algunos de los operadores, no al preponderante, y se les exigiera ofrecer también a ellos el servicio mayorista a los operadores que lo quisieran hacer", dijo.

Añadió que al momento ya se analizan mecanismos de financiamiento para desarrollar esta infraestructura.

"Hay esquemas en los que estamos trabajando ahorita, se puede tener participación privada vía la bolsa, donde participan las afores, financiamiento bancario, hay esquemas novedosos porque es a final de cuentas un desarrollo de infraestructura", concluyó.

DANIEL ANGUIANO