NOTIMEX
9 de junio de 2013 / 03:32 p.m.

Mérida • El proceso de deforestación en las principales ciudades del estado, sobre todo en la capital yucateca, las hace más vulnerables a los impactos de huracanes, afirmó el director de Protección Civil de la entidad, Aarón Palomo Euán.

En entrevista, indicó que en los últimos años, el desarrollo de grandes zonas habitacionales y fraccionamientos ha causado una severa deforestación de las principales zonas urbanas, no sólo de Yucatán, sino de prácticamente todo el país.

Refirió que esta situación eleva la sensación térmica y favorece el calentamiento de la temperatura, además de provocar que las ciudades se vuelvan más vulnerables a la fuerza de los vientos.

"Al haber más zonas arboladas, el impacto del viento se distribuye de una mejor forma, pues se dispersa a lo largo de varios objetos sólidos, en este caso los árboles", expuso.

Pero al dejar sin árboles vastas zonas urbanas, "los vientos de un huracán no encuentran resistencia y las ráfagas, que pueden superar los 200 kilómetros por hora, pegan de lleno en las zonas habitacionales", añadió.

La presencia de muchos árboles "no hace más peligroso el arribo de un huracán, pues ayudan, y muchísimo, a frenar y diluir, por decirlo de alguna manera, el impacto de los vientos", detalló.

Por esa razón, el funcionario estatal consideró que es momento de generar nuevas leyes y reglamentos que obliguen a los constructores de zonas habitacionales a no dejar sin árboles las regiones que ocupan para sus desarrollos.

"Algo se tiene que hacer para poner un freno contundente a la deforestación de las zonas urbanas y obligar a los constructores a devolver parte de las grandes áreas verdes que consumen, sin duda es un buen momento para empezar a trabajar en esto", expresó.