24 de abril de 2013 / 09:36 p.m.

Chilpancingo de los Bravo • El presidente nacional del PRI, César Camacho, condenó la violencia con la que los maestros de la CETEG vandalizaron las instalaciones del tricolor en Chilpancingo y pidió que estos actos no queden impunes.

En entrevista para Milenio, César Camacho mencionó que estos actos violentos solo generan más violencia e insistió en que el PRI está contra de quienes por el uso de la fuerza quieren hacer que prevalezcan sus intereses.

"Hago votos porque cese la violencia y porque no echemos mas fuego a la hoguera, porque con una actitud como esta no gana nadie", dijo el líder priista.

Aseguró que "todos nuestros representantes en Guerrero están todos bien. Nuestro grupo de legisladores está compacto y listo para dirigir argumentos".

"Estos actos fragilizan la democracia y son un atentado contra los bienes materiales y contra el orden y la política", dijo Camacho.

Mencionó que este tipo de acontecimientos no requieren de una denuncia ciudadana y se debe seguir de oficio, por lo que aseguró "ayudaremos a que la investigación se complete. Por supuesto que haremos la parte que nos corresponda para integrar parte de la investigación, se pueda ahondar en la declaratoria y se finquen responsabilidades".

Redacción