12 de marzo de 2013 / 11:26 p.m.

Monterrey.- • Diputados locales del PRI y el PAN se enfrascaron este martes en una álgida discusión por la nueva deuda de 2 mil 500 millones de pesos que el Gobierno del Estado planea adquirir a través de la Red Estatal de Autopistas, y en donde Acción Nacional exige una explicación al mandatario estatal y señala que será utilizado para la ampliación de la Línea 3 del Metro.

El diputado local del PAN, Mario Cantú, propuso un exhorto dirigido al Gobierno del Estado para que informe al Congreso en qué será utilizado este nuevo financiamiento que se prevé, y se le informe que durante este año no se le autorizará ninguna nueva solicitud de deuda.

Por su parte el líder de la bancada del PRI, Edgar Romo, defendió el proyecto de bursatilización de la autopista Monterrey-Cadereyta, al señalar que la dependencia cuenta con buenas calificaciones crediticias y no representa una deuda directa al Gobierno estatal.

"“Es de resaltar que las calificadoras les dan una calificación de AA, la cual los hace sujetos de crédito, lo cual quiere decir que hay finanzas fuertes en la REA y que permiten está extensión de deuda que sale anunciado”".

"“Esto es para utilización en infraestructura de la propia REA, en vialidades y obviamente en las autopistas que cubre la propia REA”".

Romo García negó que se trate de una operación riesgosa y negó que vaya a ser utilizado para acciones diferentes a las requeridas por la Red Estatal de Autopistas.

"“Si fuera riesgoso yo creo que las instituciones bancarias no pondrían tanto dinero en juego, creo que esto es una muestra más de la consolidación y de la fortaleza de las instituciones del estado"”, dijo.

REYNALDO OCHOA