30 de julio de 2013 / 11:27 p.m.

Toluca recibe a Pumas convencidos de resarcirse con su afición y sumar su segunda victoria del torneo. Alfredo Talavera regresa a la portería escarlata y Sinha estará en la banca. Motivados por la victoria en calidad de visitantes que sumaron el pasado fin de semana y convencidos del esquema futbolístico de José Saturnino Cardozo, los Diablos Rojos del Toluca regresan a casa esta noche, cuando en punto de las 20:00 horas reciban a los Pumas de la UNAM, cotejo donde quieren resarcir esa derrota de la primera fecha en casa y empezar a darle satisfacciones a su afición.

Para este juego los Diablos ya contarán con el portero Alfredo Talavera, quien se ha recuperado de un golpe en el costado derecho, mientras que el capitán Antonio Naelson Sinha también regresó a los entrenamientos escarlatas y por lo menos estará en la banca.

El resto del 11 inicial será prácticamente el mismo del equipo que ganó el pasado viernes en Morelia, si acaso en la lateral derecha entrará de titular Carlos Esquivel e Isaac Brizuela también estaría desde el inicio por ese mismo sector pero en labores de ataque.

ORDEN Y PACIENCIA

Los Diablos están convencidos del esquema futbolístico de su estratega, por ello, pese a la derrota en la jornada inaugural ante Pachuca y el mal inicio de partido ante Morelia, saben que con orden, insistencia y mucha paciencia pueden ganar partidos, como sucedió en tierras purépechas.

“No porque te metan un gol temprano se termina todo, ya lo vimos en el minuto 90 terminamos ganando el partido, tres veces estuvimos abajo y las tres le dimos la vuelta al marcador, y ahora en casa debemos ser más fuerte que el partido pasado y defender esos tres puntos para que valga mucho más esta reacción”, explicó el volante Edy Brambila, quien se perfila a seguir como titular en el medio campo escarlata.

Por su parte el zaguero central, Paulo Da Silva, espera que Toluca pueda mantener la inercia de juego que encontraron en Morelia, sobre todo ante un equipo como Pumas y en el marco de un estadio que seguro presentará lleno.

“Esta semana será importante porque tenemos dos partidos complicados, venimos de una buena remontada y ojalá sigamos con esa dosis de fortuna para ganarle a Pumas. Los jugadores que faltan son importantes, pero el equipo se ha comportado bien y ahora debemos ganar ante Pumas, pese a ser un equipo que no viene bien pero suele complicarnos mucho en Toluca”.

Pese al mal inicio de temporada del rival en turno, los Diablos no se confían y esperan a un Pumas poderoso, pero siempre más centrados en su propia labor y sobre todo en hacer respetar su cancha.

“Pumas ha tenido un inicio complicado, pero nosotros nos vamos a concentrar en lo nuestro, también necesitamos esos tres puntos porque ya se nos fueron tres en casa, no jugamos bien ese juego y ahora es una bonita oportunidad de reconciliarnos con nuestra afición y esperemos que así sea”, añadió Edy Brambila.

LISTO PARA EL RETO

El volante de enganche Edy Brambila no le teme a la responsabilidad de suplir las labores que desde hace muchos años hace Sinha en el medio campo rojo, pues sabe que son el apoyo de sus compañeros es posible llevar a este equipo a una victoria más.

“Yo quiero ser ese jugador que sea muy importante para el club, para los compañeros y sacar los resultados, quiero pensar positivo que me va ir bien, que puedo suplir a quien sea, y con los consejos de Antonio (Sinha) y el profesor creo que nos irá muy bien, tratar de suplirlo es complicado pero lo estamos intentando”.

Toluca cerró entrenamientos en el estadio Nemesio Diez, prácticas a puerta cerrada donde ya hizo un poco de ejercicio el atacante Edgar Benítez, pero no podrá estar listo para el cotejo de esta noche. BENÍTEZ ERA UN CABALLERO

El defensor del Toluca, Paulo Da Silva, explicó la pena que causó en todo el ambiente futbolístico la muerte del ex delantero del América, Edgar El Chucho Benítez, con el que compartió dentro y fuera de la cancha, tanto en el futbol mexicano como en Inglaterra.

“Cuando defendía la camiseta de su equipo lo hacía a muerte, pero fuera de la cancha era un caballero, tuve la oportunidad de cambiar siete u ocho playeras con él, en Inglaterra coincidimos cuando él estuvo en el Birmingham y yo en el Sunderland, y la verdad siempre fue un caballero, siempre lo recordaremos como tal, es una pérdida muy grande por todo el legado que dejó en América y en Santos”, detalló.

Jesús Quezada