10 de marzo de 2013 / 12:02 a.m.

El contingente de los primeros 100 autobuses ya pisó suelo potosino y con ello se va consumando la Invasión Tigre en San Luis Potosí.

Al filo de las 15:30 horas, la afición felina que van abordo de las unidades, fue escoltada por elementos de la Policía Federal a partir del último retén policiaco, previo a llegar a la zona metropolitana de esta ciudad.

Junto con ellos, cientos de seguidores aurizules en sus autos particulares también hicieron su arribo para estar presentes a la más grande invasión que haya tenido el club felino en toda su historia.

Atrás de este contingente viene otro centenar de autobúses repleto de aficionados de los Tigres después de entre 7 y 8 horas de camino.

Los efectivos de la Policía Federal custodian la caravana directo al Estadio Alfonso Lastras, donde al filo de las 21:00 horas luzca toda la mancha amarilla de la fanaticada auriazul en la casa del San Luis.

El operativo de escoltar los 200 autobúses que partieron del estadio Universitario, inició cerca de las 9:00 horas de la mañana y fue encabezado por la Policía Federal destacamentada en Nuevo León, Coahuila y finalmente en San Luis Potosí.

A menos de cinco horas de que arranque el duelo Tigres-San Luis, ya toda la afición de Tigres está completa y congregada en las inmediaciones del estadio Alfonso Lastras, después que los primeros Invasores llegaron desde ayer a territorio potosino.

Raúl Villarreal