11 de febrero de 2013 / 03:12 a.m.

Cuernavaca • Los diez elementos de la Secretaría de Seguridad Pública involucrados en el homicidio de tres escoltas del procurador de Justicia de Morelos, Rodrigo Dorantes Salgado, fueron enviados a prisión preventiva, como supuestos responsables de los delitos de homicidio, homicidio en grado de tentativa, daño en las cosas y abuso de autoridad.

A un poco más de 72 horas del enfrentamiento entre miembros del convoy del fiscal estatal con elementos de la Policía Acreditable y Policía Preventiva Estatal, un juez de control determinó este domingo que los servidores públicos deben mantenerse en prisión en tanto se determina cuántos de ellos serán vinculados a proceso por la muerte de los Policías Ministeriales que murieron en una refriega con ellos, en un supuesto atentado perpetrado contra el fiscal estatal.

El pasado vienes, el convoy donde viajaba el fiscal Rodrigo Dorantes Salgado, fue alcanzado por patrullas de la SSP sobre la avenida 10 de Abril casi esquina con la calles 5 de mayo en la colonia granjas, al oriente de Cuernavaca.

De acuerdo con un video difundido, los uniformados buscaron cerrarle el paso tanto al vehículo del funcionario público como el de sus escoltas. Metros más adelante, los vehículos se detuvieron y comenzó un enfrentamiento a tiros que aún se desconoce quién inicio. En la misma cinta se aprecia que la camioneta del fiscal quedó por delante de las patrullas y la camioneta de sus escoltas, lo que le permitió arrancarse y huir a toda velocidad con el Procurador a bordo.

En el lugar de los hechos quedaron los cuerpos de los tres escoltas que viajaban en la camioneta Nissan Armada color gris oscuro, con placas de circulación PXE-1417. Uno de ellos en la parte trasera del vehículo, otro más a unos metros de la puerta del copiloto y el hombre que conducía, también fue encontrado tirado a unos centímetros del auto.

Este domingo por la tarde, el juez de control determinó que los elementos que presentó la fiscalía del caso contra los elementos policiacos le permiten dictarle a los policías preventivos y acreditables la prisión preventiva, con el fin de evitar que se sustraigan de la acción de la justicia. La defensa de los servidores públicos solicitó la ampliación del periodo rumbo a la audiencia de vinculación, momento procesal en el que el juzgador determinará quiénes y cómo serán sometidos a juicio oral y posterior sentencia.

Familiares de los policías detenidos, se manifestaron a las puertas de los juzgados de Cuernavaca, donde exigieron la liberación de los elementos.

DAVID MONROY