3 de julio de 2013 / 01:29 a.m.

Ciudad de México • La Central de Organizaciones Campesinas y Populares advirtió que la intención de autoridades federales y capitalinas, por privatizar el agua mediante concesiones para su aprovechamiento hasta por 30 años a empresas privadas y extranjeras, atenta contra el futuro de la vida humana, vegetal y animal.

Así lo expresó el dirigente de la COCYP, José Jacobo Femat, quien indicó que con la disminución en la disposición del agua, mediante una medida privatizadora, "podría significar el fracaso de millones de pequeños y medianos productores rurales, la disminución de la producción de alimentos, el incremento de la pobreza, la pérdida de biodiversidad y medio ambiente, y el surgimiento de graves problemas de confrontación social".

Dijo que debido al cambio climático en el mundo y a la reducción de la disposición de agua dulce, se hace impostergable la construcción de una política de corto, mediano y largo plazo, que contemple de inmediato la elaboración de una legislación integral y reglamentación estricta para el cuidado y manejo sustentable del agua, con señalamientos claros para su administración por funcionarios públicos responsables y la sociedad civil.

Comentó que el Gobierno Federal, a través de la Comisión Nacional del Agua, desde hace años ha dejado parcialmente en manos de particulares el aprovechamiento de agua dulcede cuencas, lagunas, presas, ríos y los mantos acuíferos del subsuelo.

En tanto, agregó que la intención del gobierno del Distrito Federal de extraer agua del subsuelo profundo de Iztapalapa, debe evaluarse con seriedad, por los antecedentes de hundimiento recurrente de casas y avenidas en esa zona de la ciudad, fenómeno que corresponde con la gran cantidad de pozos profundos, perforados para resolver la necesidad de abasto de agua potable a la población de esa demarcación.

NORMA PONCE