21 de mayo de 2013 / 09:45 p.m.

El delantero de Cruz Azul, el argentino Chrisitan Giménez, dijo sentirse un privilegiado de disputar la final y el "clásico joven" contra América, lo cual no se daba desde hace 24 años, por lo que quiere disfrutarlo y espera que el rival haga lo mismo.

"A veces los jugadores no nos damos cuenta, por el ritmo que vivimos, lo que vamos a vivir esta semana, jugar un clásico con América en una final y somos unos privilegiados de poder jugarla, más allá de la presión de ganar y que la gente quiere ganar", dijo.

Cabe recordar que el llamado "clásico joven" del futbol mexicano, entre Aguilas y "cementeros", sólo se había dado dos veces en la historia del balompié mexicano.

El jugador dijo que hay momentos en que los mismos protagonistas de esta clase de partidos se tienen que dar un tiempo para disfrutar lo que estarán por vivir, en este caso clásico y final, porque luego no saben cuándo pueden volver a vivirla.

"Hay momentos en que tenemos que hacer una pausa, los jugadores de América y nosotros, para disfrutar esto porque el tiempo pasa y no se vuelve a vivir esto", dijo el delantero en rueda de prensa en La Noria.

El "Chaco" Giménez destacó que ambos equipos tienen muchos años sin lograr un título, por lo que saldrán a buscarlo sin que se tenga que jugar bonito, solamente si realizan en el terreno de juego lo que han hecho a lo largo del torneo.

"Hace muchos años América no logra un título, ni nosotros, lo más importante hoy, en el futbol actual, no es jugar bonito, porque es la gran realidad y lo que se vive día a día porque no sos bueno cuando ganas ni sos malo cuando pierdes, lo único que tenemos que haer es tratar de estar enfocados en lo que tenemos que hacer".

"Y pensar que si ganamos vamos a ser buenos y si perdemos vamos a ser malos y trabajamos para ser los buenos. Fue un camino largo, de muchas piedras en el camino, pero supimos mantener la calma, cuando tuvimos que bajar la cabeza la bajamos y trabajamos, hoy tenemos la oportunidad de disfrutar esta final".

Christian Giménez consideró que este Cruz Azul llega con menos presión a esta final, producto, dijo, de haber conseguido la Copa MX y se ve un equipo más maduro, por lo que espera que ese crecimiento sea su fortaleza en la final.

"Soy sincero, en otro momento veníamos más presionados que hoy, puede ser porque el equipo ganó la Copa, porque el equipo empezó a jugar bien; por la comunión de la gente. Hoy, al equipo lo veo bien, está muy maduro, producto de los resultados, ojalá que no volvamos el tiempo atrás y que sigamos creciendo con esa fortaleza", concluyó.

Notimex