7 de mayo de 2013 / 07:19 p.m.

José Mourinho, técnico del Real Madrid, respondió a su jugador, el portugués Pepe que pidió respeto para Iker Casillas, al afirmar que su "problema tiene un nombre y es Raphael Varane" y añadir que siente "frustración" por ser atropellado por un niño de 19 años".

Pepe será suplente después de realizar las declaraciones en contra de Mourinho tras el partido ante el Real Valladolid. Mañana, frente al Málaga, le sustituirá Raúl Albiol como confirmó el técnico portugués, que respondió con claridad a su futbolista.

"Lo de Pepe es fácil de analizar. Su problema tiene un nombre y es Raphael Varane. A partir de aquí no tiene más historia", comenzó diciendo en su primera respuesta de una rueda de prensa en la que habló con claridad.

"No hay que ser muy inteligente, basta ser una persona normal, para entender que hablamos de frustración. No es fácil para un hombre de 31 años con estatus y pasado, ser atropellado por un niño de 19. Es ley de vida. El niño es fantástico y yo he tenido el coraje de ponerlo", añadió.

Mourinho reconoció que la decisión de sentar a Pepe en el banquillo para dar paso a Varane no siente que sea cuestionada en el madridismo.

"El problema es muy simple, la vida de Pepe ha cambiado deportivamente. Era titular indiscutible y lo dejó de ser. Es una de mis decisiones, de las pocas, que no tiene discusión pública. Entiendo perfectamente su frustración que se ha traducido en las palabras que ha dicho. No tengo ningún problema con él. No es una situación fácil pero tengo que intentar ser honesto. Muy pocos piensan que el futuro del Real Madrid es Varane con Sergio Ramos", sentenció.