AP
8 de julio de 2013 / 11:16 p.m.

Los Ángeles • En un testimonio grabado en video, el médico Stuart Finkelstein dijo que años después la promotora de conciertos AEG live le pidió que trabajara como el médico personal de Jackson en la fallida gira "This Is It" en 2009, pero él quería saber si Jackson estaba "limpio".

El ejecutivo de AEG Paul Gongaware dijo que no creía que Jackson tuviera problemas con medicinas de venta bajo receta, declaró Finkelstein.

El testimonio de Finkelstein fue grabado durante una declaración de febrero presentada ante los jurados en la demanda por negligencia iniciada por la madre de Jackson ante AEG Live LLC. Katherine Jackson afirma que AEG no investigó adecuadamente al médico Conrad Murray que le dio la dosis fatal del anestésico propofol a su hijo y que la compañía no hizo caso de los signos de advertencia sobre la salud de su hijo.

Finkelstein dijo que sospechó por primera vez que Jackson tenía una adicción a los analgésicos en 1993 mientras trabajaban en la gira "Dangerous". Dijo que pasó 24 horas en la suite de hotel del cantante administrándole morfina de forma intravenosa para lidiar con su dolor.

Agregó que le dio morfina a Jackson en su primera cita porque el trasero del cantante estaba lastimado por tratamientos previos no especificados y que le preocupaba darle una inyección del analgésico Demerol.

Agregó que se dio cuenta que Jackson tenía una alta tolerancia a la morfina y que tenía un parche que le administraba otra droga derivada del opio.

Finkelstein dijo que la dio a Jackson otro tratamiento de analgésicos antes de que la gira "Dangerous" se cancelara tras lo que describió como una intervención de Elizabeth Taylor y otras personas en la Ciudad de México.

El médico, que actualmente se especializa en medicina para adicciones y trabaja con promotoras de conciertos atendiendo lesiones de artistas, dijo que le declaró sus preocupaciones por el consumo de analgésicos de Jackson a Gongaware, quien trabajaba entonces en la gira "Dangerous".

Gongaware es ahora uno de los altos ejecutivos de AEG Live y amigo de Finkelstein, dijo el médico.

Finkelstein dijo que él y Gongaware tuvieron entre cinco y 10 charlas en 2009 sobre trabajar con Jackson en los conciertos de "This Is It". Finkelstein dijo que quería 40.000 dólares al mes pero que no fue contratado.

Jackson murió después de que Murray le diera una sobredosis de propofol el 25 de junio de 2009. Murray, quien accedió a trabajar en la gira "This Is It" por 150.000 dólares al mes, le administraba propofol a Jackson para ayudarle a dormir.

AEG Live niega haber contratado a Murray y dice que no tiene responsabilidad alguna por la muerte de Jackson.

Finkelstein es el primer médico que hubiera atendido a Jackson en declarar en el caso, que cumple su 11 semana.

La semana pasada el jurado escuchó el testimonio del especialista en medicina de adicciones Sidney Schnoll, un experto que recibió un pago por su testimonio, quien dijo que no encontró algo en el historial médico de Jackson que indicara que el cantante era adicto a algún tipo de medicamento. Su análisis estuvo basado en archivos médicos de finales de la década de 1990, posteriores a la gira "Dangerous".

Finkelstein dijo que muchos de los archivos de su tratamiento para Jackson en la gira "Dangerous" han sido robados.