14 de mayo de 2013 / 12:18 a.m.

Blackmon receptor abierto de Jaguares, aseguró no tener problemas de abuso de alcohol o sustancias prohibidas, añadiendo que el tema pasa por "una pobre toma de decisiones".

El mes pasado fue suspendido, durante los cuatro primeros juegos de la campaña 2013, por romper la política de abuso de sustancias.

Pero cuando se le preguntó que si tenía problemas con sustancias ilegales, no lo negó, pero dijo que tiene problemas tomando malas decisiones.

Habló públicamente por primera vez el lunes, disculpándose con sus compañeros y diciendo que busca "dejarlo en el pasado".

No comento nada, cuando le preguntaron si planeaba enlistarse en un programa de rehabilitación.

Blackmon se declaró culpable el verano pasado por cargos agravados de conducir bajo la influencia, aterrizando en el programa de abuso de sustancias. Aunque no  reveló qué fue lo que provocó su suspensión, se cree que pudo tratarse de un examen fallido.

Dijo que se apoyará en su grupo encabezado por el gerente general David Caldwell y Gus Bradley, el entrenador en jefe novato quien declaró que confía en el receptor.

Blackmon, quien también se había disculpado después de conocerse la suspensión, atrapó 64 pases para 865 yardas y cinco touchdowns como novato tras ser seleccionado quinto global saliendo de Oklahoma State.

Redacción