JUAN JOSÉ GARCÍA DUARTE
19 de abril de 2013 / 01:49 a.m.

Chihuahua • Los procesos electorales no pueden paralizar las acciones de Gobierno, señaló el gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, en torno al ‘choque’ entre el Partido Acción Nacional (PAN) y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

"Los procesos electorales no pueden poner al gobierno contra la pared paralizando sus acciones, porque debe seguir atendiendo las responsabilidades, sin embargo y si hay elementos, los partidos políticos pueden interponer una denuncia ante los órganos correspondientes", aclaró el mandatario.

Duarte Jáquez, quien en su momento afirmó que no dejará de atender a los chihuahuenses por cuestiones electorales, respaldó a la titular de Sedesol, luego de que el líder del PAN, Gustavo Madero Muñoz, amenazó con demandarla ante la PGR por "inmiscuirse" en el proceso electoral en Veracruz.

"Bueno yo también planteo que es muy importante que en los procesos democráticos no se pretenda poner al gobierno contra la pared, tenemos muchas responsabilidades, muchas necesidades y si en Veracruz ellos (PAN) tienen algún elemento están en su derecho de poner una denuncia", comentó César Duarte.

Sin embargo, reiteró ante los medios que no es paralizando a los gobiernos como va a funcionar mejor la democracia: "al contrario, la sociedad debe tener también muy claro que el ejercicio público, la responsabilidad de los funcionarios en respetar la ley, es el marco que nos rige", apuntó.

En ese sentido, el gobernador chihuahuense dijo que no se debe ir a los extremos de paralizar las actividades oficiales porque hay (algún) proceso electoral. “Al revés, yo creo que la función de cada gobierno debe eficientizarse más, independientemente de los procesos electorales”, dijo.

Asimismo consideró que el Pacto por México no se verá afectado a causa del conflicto que sostiene Acción Nacional contra la Sedesol. "Son dos cosas distintas, yo creo que la madurez de lo que ha construido el Pacto por México está por encima y mucho más".

Durante la entrevista que ofreció el mandatario, aprovechó para anunciar la inminente visita del presidente de México Enrique Peña Nieto a esta entidad, donde se pondrán en marcha varios proyectos coordinados entre ambos Gobiernos.

"El presidente de la República fue muy generoso en su trato con Chihuahua, muy atento, la verdad es que estamos motivados porque los proyectos de Chihuahua en los que converge el gobierno de la República tienen un gran respaldo".

"Hay optimismo en que tendremos un buen apoyo del gobierno de la República a los planteamientos y necesidades del estado: Él me ratificó su interés de venir lo más pronto posible y estamos trabajando este tema con su oficina privada", expresó.