IGNACIO ALZAGA
1 de junio de 2013 / 05:28 p.m.

Ciudad de México • La Conferencia Nacional de Procuradores de Justicia acordó la creación de un plan nacional de búsqueda de personas extraviadas y respaldó la estrategia de seguridad implementada por el gobierno federal.

Al dar a conocer los convenios obtenidos durante la 29 reunión del organismo, el procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza informó que se propuso ratificar la designación de enlaces especializados ante el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información (Cenapi) de la PGR para mantener vigentes las bases de datos de "desaparecidos".

La Procuraduría General de la República compartirá con las procuradurías de los estados el sistema denominado Camex (identificación de rostros).

Además se instruyó al Grupo Nacional de Servicios Periciales y Ciencias Forenses para que inicien su revisión con miras a proponer mejoras aplicables para la conformación de una Base Nacional de Datos, útil para las fiscalías del país.

El titular de la PGR, Jesús Murillo, informó que el plan nacional va más allá de la unidad de búsqueda de desaparecidos.

"No lo vamos a formar decidiendo que hay 30 aquí y 40 allá porque eso es precisamente el problema, son asuntos delicados, profundos que tocan directamente sensibilidades muy fuertes, que requieren atención personalizada.

"Requieren alguien que esté pegado al asunto, que necesita un Ministerio Público que tenga la sensibilidad para hacerlo y que requiere de un investigador que tenga la vocación y la emoción para hacerlo. Y eso es lo que estamos haciendo", agregó.

La Conferencia Nacional de Procuración de Justicia acordó realizar una revisión integral a los exámenes de control de confianza que se aplican a los empleados de instituciones en materia de seguridad pública.

Murillo comentó que el acuerdo obedece a que no se pueden aplicar los mismos exámenes de evaluación a mandos, policías y ministerios públicos que a un empleado administrativo, por lo que es necesario modificar el esquema utilizado por la administración anterior para la aplicación de los exámenes de control de confianza.Para dicha revisión, los procuradores crearon una comisión que enviará la propuesta al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con el fin de que se apruebe un esquema más acorde con el nuevo sistema de justicia acusatorio, oral y adversarial.

El procurador Ríos Garza habló de la importancia de contar con un código único de procedimientos penales para reforzar la procuración de justicia y consolidar el Estado de Derecho.