Notimex
3 de enero de 2014 / 12:16 a.m.

México .- La Confederación Nacional de Productores de Papa de la República Mexicana (Conpapa) precisó que no está en contra de la entrada de papa fresca al país, pero pidió respeto los estatutos en cuanto a la regulación para evitar plagas exóticas.

Estas plagas generarían problemas fitosanitarios y deterioro de otros cultivos básicos para el país, generando un desabasto de hasta ciento por ciento, estimó el coordinador general de negociaciones internacionales de la organización, Bosco de la Vega.

Entre otros cultivos, la producción de papa, chile, tomate, berenjena y tabaco podrían verse afectadas ante la posible entrada de plagas exóticas extranjeras y con ello se generaría incremento en precios, lo cual afectaría a millones de familias en el país.

Y es que al menos 83 plagas significan un riesgo para las producciones mencionadas, y de ellas, 43 están presentes en Estados Unidos, de donde se importa papa fresca.

La mayoría de los problemas fitosanitarios de la papa son prácticamente imposibles de detectar en el tubérculo durante las inspecciones en el punto de inspección fitosanitaria, por lo que es necesario establecer medidas fitosanitarias que regulen su importación, argumentó.

De igual forma, los de sus productos y subproductos para prevenir la introducción, diseminación y establecimiento de plagas cuarentenarias que la afectan.

Explicó además que la papa fresca tiene altas probabilidades de ser vehículo de introducción y diseminación de plagas cuarentenarias que pondrían en peligro a más de 55 mil hectáreas del producto que anualmente son sembradas y distribuidas en 22 estados de la República.

En diciembre pasado, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) dio a conocer que la sanidad no es negociable, ya que todos los acuerdos alcanzados para el intercambio comercial de productos agroalimentarios entre países atienden puntualmente el mandato del artículo tercero de la Ley Federal de Sanidad Vegetal.

El compromiso del Senasica, indicó, no tiene restricciones al establecer las medidas fitosanitarias para asegurar el nivel adecuado de protección, y garantizar así la salud y la vida de las personas, los animales y las plantas del país.

En ese sentido, el representante de la Conpapa manifestó estar de acuerdo con la postura de la Senasica, pero exige la revisión de documentos donde se establecen planes de trabajo operacionales para la exportación de papas frescas.

En México, el cultivo de papa tiene una producción aproximada de un millón 537 mil toneladas y ocupa el sexto lugar en valor comercial del producto a nivel nacional.

Además, en el país se dedican a la producción de dicho cultivo ocho mil 700 productores y la generación de alrededor de 17 mil 500 empleos directos, 51 mil 600 empleos indirectos y 6.9 millones de jornaleros al año.