25 de octubre de 2013 / 01:04 p.m.

La versión más rescatable del Monterrey es cuando ésta se manifiesta con línea de 5 al fondo y no con 4, concluyó ayer el técnico José Guadalupe Cruz.

El profe reconoció que le ha falta ser más inflexible en el momento de decidir alguna modificación sobre la marcha del partido como sucedió al medio tiempo de la semifinal de Copa contra Morelia, en el que tuvo que sacrificar su formación de 5-3-3 y apostar por la tradicional 4-4-2 y más adelante por una más agresiva en el papel como el 4-3-3.

Durante todo el segundo tiempo el Monterrey se desdibujó. Perdió solidez, equilibrio y el rival lo exhibió. Entonces dos días después de su eliminación, el Profe admitió su error y reafirmó que es con la línea de 5 con la que mejor se ve su equipo.

"Los dos últimos partidos el recibir seis goles te pone a pensar (que) perdimos solidez, yo recuerdo los dos primeros tiempos, ahora contra Morelia y contra Santos, el de Morelia se jugó con línea cinco y el Santos con línea de cuatro.

"Para los segundos tiempos mantuve la línea de cuatro y en ambos partidos el resultado fue adverso, había que asumir riesgos y los tomamos en ambos, a veces las cosas salen, a veces no. Creo que en el orden tenemos que mejorar mucho y eso se retoma con trabajo y comunicación.

"Entiendo que cuando estás en racha adversa quieres hacer más por ayudar y está bien, la intención es buena, pero quizá debo ser más inflexible a la hora de poner un parado diferente al acostumbrado. Hoy estoy convencido que el equipo se maneja mejor con la línea de cinco, se siente más seguro que cuando cambia a cuatro, así que he fomentado esa duda", dijo.

Cruz aseguró que se juegan el orgullo en estos próximos tres partidos, que también le servirán de preparación de cara al Mundial de Clubes, que representará a la Concacaf este diciembre en Marruecos.

"Lo más importante que puedes tener en juego es el orgullo, la vergüenza deportiva, es decir no puedes salir un partido por más que estés fuera de posibilidad de ir a buscar un campeonato, a entregarlo, a caminar en la cancha. Está el orgullo como profesional, como persona.

"El otro día termina el partido y una buena cantidad de seguidores se quedaron a apoyar, cantar y eso no escapa nuestra atención, habla de la lealtad de la afición con su equipo y nosotros estamos apenados porque no hemos todavía estar a la altura de esas expectativas pero no iremos a la cancha como para otra derrota, es decir vamos a ir a ganar los partidos por amor propio y por darle una alegría a la afición", externó.

¿Qué le falta al plantel?

"Yo creo que trabajo, conseguir una racha de buenos resultados y de ahí el equipo está para explotar, es un gran plantel, un gran grupo de jugadores, muy talentosos todos, jóvenes y experimentados, me está haciendo falta conseguir y encontrar ese once ideal y darle continuidad".

'JUGADORES ME RESPALDAN'

Una vez que aclaró no tener ultimátum para continuar al frente de Rayados, el Profe Cruz aseguró tener el respaldo absoluto de sus jugadores.

"Vamos a hacer un análisis en su momento, el respaldo de los jugadores está absoluto, indiscutible, agradecido y te lo puedo decir aquí, en el vestidor, en la calle, no tengo ningún problema en reconocerlo y si no fuera así la situación también te lo reconocería, porque alguien puede suponer se le fue le grupo, nada de eso, hay que hacer un análisis en su momento no de dos meses de tiempo atrás y tomar mejores decisiones", externó.

Jaime Garza