16 de marzo de 2013 / 08:59 p.m.

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor en el estado, Jorge Salazar, advirtió a los dueños de cumplir con las recomendaciones de no elevar los precios, ya que hay sanciones que van desde los 200 pesos hasta los tres millones.

 

Monterrey.- • Más de 22 establecimientos de venta de pescados y mariscos han sido visitados por inspectores de la Profeco en los últimos días para verificar que no se presente alguna irregularidad en el costo del producto ante la temporada alta que se aproxima por Semana Santa, informó el delegado, Jorge Salazar.

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, aseguró que los operativos se han venido desarrollando de manera ordenada y las visitas en los negocios van a continuar, ya que actualmente se está realizando la del primer muestreo de precios.

Añadió que los días en que se ve el "abuso" por parte de los comerciantes a los consumidores son en los días mayores, es decir jueves y viernes santos, incluso el sábado.

"Llevamos aproximadamente 22 visitas, seguimos con las visitas del primer muestreo de precios lo que significa que se hace la toma de precios en los tiempos que no son los días altos, los días mayores.

"Luego volveremos faltando muy poquito de esos días mayores, inclusive dentro de esos días mayores que es cuando hay más afluencia de consumo y constataremos que estén al mismo precio de la primer toma de precios ¿por qué? porque en esos días es cuando se puede dar el abuso del aumento porque más gente quiere adquirir ese producto", expresó Salazar.

La mayor parte de los operativos se han desarrollado en Monterrey, pero no quiso revelar los siguientes municipios a los que acudirán para caer de sorpresa a los propietarios de los negocios.

Asimismo advirtió a los dueños del establecimiento cumplir con las recomendaciones de no elevar los precios, ya que hay sanciones que van desde los 200 pesos hasta los tres millones. Agregó que por lo pronto no se han aplicado multas.

"Hasta ahora no (hay sanciones) porque los precios han estado normales y donde nosotros vamos a detectar más es en la segunda toma de precios, en la segunda visita constatar que sigue igual o si hubo un incremento y si es fuerte es donde aplicaremos las sanciones", dijo.

El delegado detalló que principalmente están verificando que la mercancía se venda kilo por kilo, que los precios se encuentren a la vista y que el ticket sea entregado a los consumidores.

En los operativos participan más de siete inspectores de Profeco Nuevo León y en algunos también de la Ciudad de México.

MARILÚ OVIEDO