26 de julio de 2013 / 02:27 p.m.

Monterrey.- • A fin de seguir con las mejoras en la Procuraduría Federal del Consumidor, el nuevo delegado regional del noreste, Javier Ocampo, señaló que seguirán los operativos contra gasolineras e incluso algunos otros sectores.

Javier Ocampo mencionó que como medida de redoblar esfuerzos es que el titular de la Profeco, Alfredo Castillo, dividió el país en varias secciones a modo de crear delegaciones regionales, y que en el caso de Ocampo tendrá sede en Nuevo León en la oficina contigua a la del delegado estatal, Jorge Salazar, comprendiendo además los estados de Tamaulipas, Coahuila, Durango y San Luis Potosí.

“Son cinco regiones, en las cuales habrá un titular, en este caso para la zona del noreste su servidor; vamos a radicar la oficina en el área con Jorge Salazar”, explicó.

Ante ello, el nuevo delegado regional mencionó que se coordinará con cada una de estas entidades a través de su delegado de Profeco, y posteriormente realizar los diversos operativos.

Para el caso de Nuevo León, señaló, se continuará trabajando con gasolineras, manteniendo los operativos en donde de manera oficial son 11 los locales sancionados y dos más que aprobaron satisfactoriamente.

El delegado regional expuso que si bien no puede cerrar de manera definitiva una gasolinera, puede darse una inmovilización temporal e incluso una multa, aunque no precisó el monto mínimo o máximo por este tipo de penalización.

“Los titulares de estas gasolineras han acudido a nosotros de manera consciente, buscando la solución a su tema; tendrán que pagar en su caso, si salen procedentes. En su caso depende de la resolución que se vaya a tomar. Las sanción inicialmente puede venir desde una inmovilización, que ya es una sanción, prácticamente la máxima”, destacó.

Javier Ocampo explicó que además de las gasolineras, se está trabajando en otros rubros, mismos que prefirió reservarlos para hacerlos públicos luego de que se realicen algunos operativos, salvo con el de la hotelería, en donde expuso que si hay algunos procedimientos aunque no al grado de cierre de establecimientos.

ISRAEL SANTACRUZ