18 de mayo de 2013 / 09:52 p.m.

La reventa prolifera en la periferia del Estadio Azteca, previo al partido semifinal entre el América y el Monterrey.

Los boletos son ofrecidos por los revendedores hasta con 200 por ciento de incremento en relación al precio que tuvieron en taquilla.

Las localidades tuvieron un costo de 200 pesos para cualquier localidad, aunque sólo el viernes hubo venta abierta.

Los boletos en la parte baja del estadio son ofrecidos en 600 pesos, mientras en las inmediaciones de la tribuna son cotizados en 500 pesos.

Desde mediodía, los revendedores aparecieron en el perímetro del coloso de Santa Úrsula, con todo y que el operativo de seguridad implementado incluye a cientos de elementos, incluyendo policía montada.

Tomás Víctor López