20 de febrero de 2013 / 02:05 a.m.

Luego de comprometerse a "apadrinar" una escuela ante vecinos, la alcaldesa de Monterrey aclaró que solo dará trámite ante la Secretaría de Educación.

 Monterrey.- • Pese a que se trata de una competencia estatal, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, prometió ayer apoyos para una secundaria en la colonia Fomerrey 115, impulsada por la insistencia de una vecina para que actuara de inmediato a favor del plantel.

Como parte de un evento de inauguración de drenaje pluvial, una habitante del sector emplazó a la edil panista a "arrebatarle" la escuela Concepción Vargas al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, al quejarse de que el mandatario estatal no le ha prestado atención a las condiciones que privan en ella.

Aunque dudó al principio, Arellanes terminó por comprometerse para intervenir en el caso, ante la algarabía de los vecinos.

“Vamos a apadrinar esa escuela, me la voy a jugar y vamos a apadrinarla, la secundaria Concepción Vargas, le vamos a dar una mano ahí para que nuestros hijos puedan tener mejores instituciones”, refirió.

Ya en entrevista posterior, descartó que su intención fuera arrebatarle a Medina la oportunidad de apoyar a la secundaria y mencionó que su participación se limitará en darle trámite a este problema ante la Secretaría de Educación.

LUIS GARCÍA