1 de marzo de 2013 / 10:47 p.m.

Monterrey.- • El proyecto del Barrio Antiguo contempla una diversidad de opciones para todos los gustos, desde quienes solo quieren cenar, otros que disfrutan el arte, o quienes buscan un lugar para escuchar música, sin llegar a convertirse en antros, informó Rodrigo Medina de la Cruz, gobernador de Nuevo León.

"Distintas vertientes que estamos planeando con los vecinos, un corredor gastronómico, un corredor artístico, galerías de arte, restaurantes, y estamos pensando en poner centros de entretenimiento pero no tanto que se conviertan en antros y que sea únicamente eso.

“La gente también quiere venir a cenar, venir con su pareja, con un grupo de amigos, y es correcto siempre y cuando sea con orden, que estén bien supervisados, que tenga sus permisos que responda a la vocación que le queremos dar a este sector, no queremos que únicamente tenga la etiqueta de antro, que sea un lugar donde vengan a pasar la noche o a desvelarse, queremos complementarlo que haya diversión para todos, que haya diversidad", dijo.

Aseguró que se tendrá una estricta vigilancia con el fin de que los paseantes se sientan bien en todos los aspectos al visitar estos lugares.

"Tendremos que tener una vigilancia muy estricta para que la gente se anime a venir, tiene que haber un buen estacionamiento, tiene que haber mucha seguridad para que la gente se sienta bien”, dijo.

El mandatario estatal señaló que los vecinos del Barrio Antiguo tendrán participación importante en la regeneración y no se les cobrara ningún impuesto.

Tras ser presentado el proyecto de la regeneración el jueves por la mañana, algunos vecinos molestos señalaron que las autoridades no los tomaron en cuenta para los cambios que se realizarán, algunos aseguran que incluso contemplaban cobrarles.

Sin embargo esto fue descartado por el gobernador, quien insistió en que el objetivo es beneficiar a estas personas que son dueños de los terrenos al mismo tiempo que se da vida a esta zona.

"No hay ningún impuesto, no se les va a cobrar, no van a perder su propiedad, habrá juntas periódicas con los vecinos para informarles a detalle, ellos van a ser actores, no lo vamos hacer de manera unilateral sino que ellos van a producir ideas también para que lo hagan suyo, finalmente ellos son los propietarios de las casas, de los terrenos, no se trata de perjudicar sino que van a ganar”.

ZYNTIA VANEGAS