26 de febrero de 2013 / 03:31 p.m.

Los integrantes de la banda Chicago llegaron anoche a la ciudad para presentarse hoy en la Arena Monterrey, en donde darán un concierto en el que aseguran cantarán por dos horas.

Monterrey • Chicago llegó a Monterrey de buen humor.

La agrupación estadunidense se mostró entusiasmada por iniciar su año en la ciudad.

Procedentes de Dallas, Texas, los músicos aterrizaron en territorio regiomontano ayer, al filo de las 20:00 con maletas en mano y una enorme sonrisa en sus rostros por reencontrarse con el público mexicano.

“"Estamos listos para una noche increíble. Es nuestro primer concierto en el año, así que es un gusto enorme empezar el 2013 en este país que siempre nos recibe con los brazos abiertos"”, comentó Robert Lamm, vocalista principal de la banda.

Debido al riguroso trámite de migración que los pasajeros de vuelos internacionales deben de realizar antes de abandonar la terminal aérea, los integrantes de Chicago fueron apareciendo uno tras otro con algunos minutos de diferencia, motivo por el que algunas personas presentes alcanzaron a reconocerlos.

“"Nos encanta el contacto con la gente siempre que hay tiempo. Ahorita nos tardamos un poco en salir y afortunadamente pudimos atenderlos. Se siente grandioso que te reconozcan y que te digan cosas lindas acerca de tu trabajo"”, agregó Lamm.

Con más de cuatro décadas sobre los escenarios, los experimentados cantantes aún son capaces de presumir su poderosa energía para disfrutar de cada lugar que visitan en sus giras de conciertos.

“"Nosotros tenemos mucha batería, en especial aquí en México, cada que estamos acá la pasamos muy bien. El público te inyecta de su buena vibra y, además, debo confesarte que nos encanta el tequila y las fiestas mexicanas. Estamos realmente muy contentos de estar de vuelta"”, indicó Robert Lamm.

Para la cita que tienen pactada hoy por la noche frente a sus fanáticos regiomontanos, los originarios de Illinois han prometido un recorrido por su exitosa trayectoria musical, además de novedosos elementos visuales en los que han estado trabajando las últimas semanas.

“"Queremos sorprenderlos, hemos puesto especial atención en eso, aunque para nosotros siempre lo más importante va a ser la música. Serán dos horas de recuerdos y buenos momentos"”, adelantó Lee Loughnane, trompetista de Chicago.

Al concluir la serie de presentaciones que tienen pactadas en nuestro país, entre las que incluyen actuaciones en Distrito Federal y Tampico, Chicago regresará a Estados Unidos para darle los toques finales a un nuevo material discográfico que pretenden lanzar durante el verano.

“"Estamos en pleno proceso creativo, aún nos tomará un par de meses poder terminarlo. Terminando la gira por México nos quedan otros pendientes, pero al mismo tiempo seguiremos trabajando en este disco donde aprovecharemos para remasterizar algunos temas conocidos, sin embargo, nuestra idea es ofrecerle algo nuevo al público"”, puntualizó Lee.

ABELARDO LUZANÍA