30 de diciembre de 2013 / 12:37 a.m.

El ánimo dentro de los vestidores de los Jets de Nueva York después del partido se podía escuchar en los pasillos del estadio.

La razón del entusiasmo: Los Jets conservan a su entrenador en jefe.

Poco después de la victoria del domingo por 20-7 sobre los Dolphins de Miami para terminar la temporada con marca de 8-8, el propietario de los Jets Woody Johnson dijo al equipo que Rex Ryan se quedaría para una sexta temporada en 2014.

"Todos en el vestidor estaban eufóricos", comentó en quarterback Geno Smith. "Se sintió como si uno hubiera ganado el Super Bowl. Tener a nuestro entrenador de vuelta, un tipo para quien gozamos jugar, es grandioso".

A Ryan se le dio la noticia antes del partido. Tiene una foja de 42-38 en temporada regular con los Jets, y su futuro con el equipo estaba en duda a pesar de que es popular entre los jugadores, tiene una marca de postemporada de 4-2 y le queda un año en su contrato.

Los Jets quedaron fuera del playoff por tercer año consecutivo.

"Diré esto: Amo ser el entrenador de los Jets de Nueva York, simple y llanamente", dijo Ryan. "Uno pone en esto todo lo que tiene. Nunca quise irme de esta manera: nos hemos perdido los playoffs tres años seguidos, y eso me molesta, sin duda".

Los jugadores habían manifestado su apoyo para Ryan en días recientes y lo hicieron nuevamente después del último partido.

"Todos querían que regresara Rex", dijo el linebacker Calvin Pace. "Él es el hombre adecuado para el trabajo".

Los jugadores celebraron la vitoria en el último encuentro de la temporada bañando a Ryan con una cubeta de bebida energizante. El triunfo dio a los Jets su primera racha de dos victorias consecutivas, pero Johnson dijo que la decisión de retener a Ryan fue tomada antes de éstas.

"Estamos en ascenso, y mucho tiene que ver con nuestro entrenador", indicó Johnson.

AP