29 de mayo de 2013 / 12:55 a.m.

Monterrey.- • Por segunda ocasión consecutiva, el juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Javier Rubén Lozano Martínez, le propinó un revés legal al municipio de Monterrey, al desestimar las pruebas presentadas por esta autoridad contra el casino Foliatti.

Sandra Pámanes, secretaria del Ayuntamiento regio, reveló que dicha instancia les notificó sobre la resolución tomada, al considerar que no allegaron pruebas periciales que comprobaran la falsificación del documento con que la casa de apuestas obtuvo un amparo.

El pasado mes de marzo, el municipio acusó que la licencia de uso de suelo presentada por el Foliatti para avalar la legal operación del establecimiento era apócrifa, pues la figura de homologación invocada en el documento fue aprobada meses después de su expedición.

"Todavía tenemos el recurso de presentarlo y así lo haremos, una queja al Primer Colegiado de Distrito, porque él conoce de esta información, ha estado involucrado en este proceso, vamos a presentar toda la información y los documentos".

"Nos parece extraño que se desestime esta información y que incluso son las propias declaraciones dentro de un proceso realizado por la Contraloría del municipio, donde el anterior secretario de Desarrollo Urbano, Garza Gallardo, ha desestimado que ese documento haya sido firmado por él", destacó la funcionaria.

Javier Rubén Lozano Martínez es el mismo juez que otorgó el amparo en primera instancia al casino Foliatti, lo que provocó la molestia de la alcaldesa Margarita Arellanes, que amagó incluso con promover una queja en su contra ante el Consejo de la Judicatura.

Pámanes Ortiz sostuvo que, sin importar esta determinación del juzgador, la casa de apuestas no se encuentra facultada para reabrir sus puertas.

"Lo que quiero señalar y dejar muy claro es que esto no significa que el casino vaya a poder entrar en operaciones, por el contrario, se mantiene la suspensión definitiva en cuanto a la no operación, la clausura definitiva por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano del municipio".

"De todas maneras, aún y cuando está dentro de este proceso de litigio, no es el fondo del asunto y el acto de autoridad por el que nosotros llevamos a cabo este cierre es por diversas causas, este documento forma parte de ello", sentenció.

La administración municipal prevé entregar este día el recurso ante el Primer Tribunal Colegiado, que incluye la presentación del mismo documento apócrifo utilizado por el casino para comprobar la supuesta legal operación.

A finales del mes de febrero, la Secretaría de Desarrollo Urbano de Monterrey impuso sellos de clausura provisional a 10 casinos por no contar con licencia de uso de suelo y, semanas después, procedió a los cierres definitivos.

El Cabildo de Monterrey blindó el reglamento de construcciones del municipio contra la instalación de nuevos negocios con este giro, último eslabón que faltaba para impedir por la vía legal cualquier tipo de intento por abrir otro casino en la capital del estado.

LUIS GARCÍA