1 de febrero de 2013 / 02:06 p.m.

Monterrey.- • Porque considera que se trata de funciones y atribuciones totalmente diferentes, el expresidente del Consejo Ciudadano de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey, Ervey Cuéllar Adame, se pronunció en contra de la fusión de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey con la Policía Regia.

Comentó que la función del oficial de tránsito tiene que ver con la seguridad, pero vial: proteger al peatón, al motociclista y hacer que se respeten los límites de velocidad; mientras que el policía protege al ciudadano para que no sea robado, evita el vandalismo y mantiene el orden social, entre otras cosas, y para ello requiere de arma de fuego en muchos de los casos.

“Yo creo que la cuestión de la fusión de Policía y Tránsito debe ser reconsiderada; cuando hablamos de una fusión, ello significa que una se extingue y subsiste única y exclusivamente una; y hago esta aclaración porque a lo mejor se está pensando que la fusión es netamente de naturaleza formal; ese puede ser un planteamiento, donde estén funcionando como hasta ahora de manera independiente.

“Pero si estás hablando de una fusión donde tengas la misma política, los mismos lineamientos, el mismo uniforme, el mismo quehacer diario, te puedo estar diciendo que creo yo que se está confundiendo la naturaleza de una y otra actividad, una cosa es la seguridad pública y otra cosa muy distinta es la seguridad vial”, dijo.

Agregó que no se trata nada más de una fusión, ya que además se requiere de una capacitación y adiestramiento especiales a los agentes de tránsito para el uso de armas de fuego e intervenciones en materia de seguridad.

Recordó que, en la década de los ochenta, cuando los agentes de tránsito portaban arma de fuego, se dio un incidente entre un oficial de vialidad y el boxeador Clemente Sánchez.

Expresó que, en esa ocasión, el tránsito sacó su pistola y baleó al expúgil, quien murió a causa de ese ataque.

“Entonces ‘empistolar’ (sic) a los agentes de tránsito es un gran riesgo para la ciudadanía, por un lado, y, por el otro lado, pienso que Vialidad y Tránsito debe estar encaminada única y exclusivamente a estar supervisando y fiscalizando la movilidad vial”, declaró.

"Pero creo yo y sigo pensando que la naturaleza de una y otra función es completamente diferente, una cosa es cuidar a la ciudadanía para que no sea robado, para que no sea lesionado, para evitar el vandalismo, para evitar el robo en los comercios, para lograr la paz y la tranquilidad en las calles y avenidas de Monterrey; y otra cosa muy distinta es la capacitación y el adiestramiento que debe tener una persona para desarrollar esa actividad y poder manejar la movilidad vial en las calles y avenidas de Monterrey", comentó.

Expresó que debe ser reconsiderada la decisión tomada por el Cabildo; no debe tomarse la decisión de fusionar por fusionar, ya que una vez adjuntando ambas corporaciones, podría ser más lamentable que como funcionan actualmente.

RICARDO ALANÍS