29 de enero de 2013 / 10:34 p.m.

El diputado Roberto Yánez Moreno dijo que ante la circunstancia que se vive en la entidad, los ciudadanos de Morelos “debemos llegar a una tregua por el bien de todos”.

 Cuernavaca • El diputado local por el Partido Social Demócrata (PSD) en Morelos, Roberto Yáñez Moreno, propuso este martes pactar con la delincuencia organizada “por el bien de todos”, lo que de inmediato fue rechazado por el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú, quien calificó la idea de “insostenible”.

A través de sus cuentas de Twitter, tanto el legislador, quien es presidente de la Comisión de Transporte y ocupa su primer puesto político y de elección popular en su carrera, como el jefe del ejecutivo morelense, utilizaron sus respectivas cuentas para expresar sus puntos de vista en torno al tema de la delincuencia y la violencia en la entidad, que en las últimas semanas presenta un incremento y una aparente ampliación de sus zonas de infuencia.

“La delincuencia nos ha rebasado totalmente…” escribió el legislador @robertoyanezmor, quien ha sido criticado en diversas ocasiones por exhibir una conducta inapropiada en el salón de plenos del Congreso local, ya que además de no guardar compostura, distrae a sus compañeros diputados, no está atento al desarrollo de las sesiones y la última vez rompió una curul.

Yánez Moreno consideró en su tuit que ante la circunstancia que se vive en la entidad, los ciudadanos de Morelos “estamos en sus manos (de la delincuencia)”, y sentencia: “Debemos llegar a una tregua por el bien de todos”.

El mensaje posteado por el legislador fue contestado por el gobernador @gracoramirez casi de forma inmediata, aunque con la intervención de otro usuario de tuiter @solociudadanos, que sirvió de intermediario para que el gobernante conociera del mensaje del pesedista. Ramíre contestó de forma inmediata que la idea del legislador es “insostenible” y agregó que no pedirá ninguna tregua: “en Morelos no pactamos con delincuentes”.

Morelos mantiene la ola de inseguridad y violencia iniciada desde 2009, sin embargo en las últimas semanas observa un incremento y una ampliación de sus zonas, y la percepción social no mejoró pese al impulso gubernamental al mando único policiaco y el nombramiento del nuevo titular de la Procuraduría General de Justicia, Rodrigo Dorantes Salgado, quien a unos días de su arribo, es exhibido por presuntos hechos de corrupción cuando laboró como Ministerio Público de la Federación en la frontera norte del país, hace apenas unos días.

DAVID MONROY