27 de febrero de 2013 / 02:30 a.m.

Guanajuato.- Un grupo de homosexuales se presentó en el Congreso del estado para respaldar la iniciativa de Ley de Convivencia, que presentó la diputada priista Erika Arrollo Bello, pero le negaron la entrada al recinto legislativo.

Ruby Araujo, del Colectivo Ruby-Ayudar, consideró que la negativa de acceso al Palacio Legislativo fue un acto de “"discriminación y egoísmo"” por parte de los legisladores y dijo que buscarían reunirse en otro lugar con la legisladora para expresarle su apoyo.

Araujo, quien logró colarse hasta el patio del Congreso, donde ondeó una bandera con los colores del arcoiris. Dijo que ellos no intentarían entrar por la fuerza porque “"no hay poder contra la homofobia"”, por lo que es importante la iniciativa presentada por la priista.

Dijo que en la capital, hay “"unas dos mil personas con preferencias sexuales diferentes"”, que estarán al pendiente del proceso que tenga la iniciativa, misma que esta mañana fue turnada por el pleno a la Comisión de Justicia, para que se analice y se dictamine.

En entrevista por separado, la diputada Erika Arrollo Bello indicó que este grupo ya le había manifestado su adhesión a la iniciativa, porque ellos son parte del grupo de la sociedad que se verían beneficiados con la propuesta.

“"Ellos están muy contentos de que se les haya tomado en consideración y, sobre todo, porque van a poder hacer valer un derecho humano fundamental, constituido en nuestra Carta Magna, en todas las constituciones estatales y avalada por todos los tratados internacionales como es la igualdad social y de tolerancia"”, subrayó.

La diputada aseguró que esa iniciativa “"sacudió"” a ese sector de la sociedad, porque le han expresado a través de llamadas telefónicas y correos electrónicos, que con esta ley se terminará con la discriminación hacia estos grupos.

CARLOS OLVERA