17 de febrero de 2013 / 11:24 p.m.

Monterrey.- • Aunque la cifra de muertes por accidentes viales es de una por cada tres ejecuciones en la entidad, al menos en el primer mes del año, esta tendencia puede ser engañosa debido a la cantidad de población, aunque sí se necesita mayor cultura vial ofrecida por la autoridad local.

Evaristo Gaytán, consultor de ingeniería vial y tránsito, expuso que se debe revisar bien el número poblacional para determinar si la cifra de muertes por percances viales es alta o no, aunque señaló, sí se necesita mayor cultura vial para evitar estos decesos, ya sea desde peatones y conductores hasta la misma autoridad.

El consultor mencionó incluso que esta cultura no debe ser solamente con campañas preventivas, sino desde la educación básica; se requiere que la educación vial se imparta en escuelas primarias y secundarias como una materia adicional, a la par de campañas en medios de comunicación o por volanteo en las calles.

“Lo ideal es que desde la educación primaria como una materia más se incluyera la educación vial en el plan educativo, en primaria y secundaria; en Estados Unidos, un muchacho de preparatoria sale con conocimientos de lo que es este concepto de utilizar la vía pública; sin embargo, nosotros aprendemos con un amigo o familiar y no necesariamente ellos están capacitados para entrenarnos; hay escuelas de manejo, pero no tienen la cantidad de asistentes que deberían de tener”, señaló.

Gaytán destacó que la mayor parte de las campañas está destinada a evitar que se conduzca en estado de ebriedad o intoxicado; sin embargo, la cultura vial implica muchas más cosas que esa, pues aunque la mayor cantidad de muertos por percances viales son individuos entre los cinco y los 34 años, el alcohol no es la única causa de los accidentes.

El consultor detalló que el impulso de las redes sociales en los teléfonos inteligentes ha provocado nuevos factores de choques, pues los conductores circulan chateando o revisando sus cuentas de redes sociales, aumentando las distracciones y, por ende, los percances viales.

ISRAEL SANTACRUZ