20 de marzo de 2013 / 01:53 a.m.

Como parte de las reformas a la Ley de Educación, diputados de Nueva Alianza presentaron la propuesta, que va acompañada de sanciones para los padres y tutores descuidados

 

Monterrey.- • Diputados del Partido Nueva Alianza plantearon medidas para obligar a que los padres de familia o tutores vigilen la asistencia de los menores a la escuela, so pena de que su negligencia sea notificada al Ministerio Público.

La fracción parlamentaria presentó reformas a la Ley de Educación en el estado, a fin de que el incumplimiento de los padres sea atendido en una primera instancia por la escuela.

"Cuando se incumpla con la obligación (...) la dirección de la escuela hará una evaluación de las causas de la inasistencia, invitando a quienes ejerzan la patria potestad o la tutela para que participen en las pláticas de orientación y apoyo", leyó en tribuna la diputada María Dolores Leal Cantú.

En caso de que los padres ignoren dos invitaciones del plantel educativo, se procederá a un apercibimiento por escrito.

La legisladora detalló que, en casos de persistir la desatención de los adultos, se podrá dar vista al Ministerio Público para que atienda en forma directa este caso.

La Secretaría de Educación en el Estado turnará el caso a la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia para que, en su carácter de coadyuvante de las autoridades educativas, vigile el cumplimiento de esta obligación.

"Cuándo la dependencia así lo considere, dará vista al Ministerio Público para los efectos legales a los que haya lugar", expresó.

Los promoventes detallaron que, de acuerdo con cifras oficiales, cerca de 25 mil niños de entre 5 y 14 años de edad no acuden a la escuela por diversos motivos.

"La deserción escolar genera los llamados niños de la calle, expuestos a todo tipo de peligro, o bien, que algunos jóvenes de 12 a 14 años sean reclutados por las bandas del crimen organizado", refirió la legisladora.

Leal Cantú indicó que la reforma será respaldada por la Secretaría de Educación y el DIF Nuevo León, mediante una campaña de información permanente sobre esta modificación.

LUIS GARCÍA